domingo, 26 de abril de 2009

Historias de un entrenador de cantera (V)

El sábado pasado, a las 11h en La Nevera, el cadete D de Estudiantes se enfrentó al Pinto E.C.B.

Un partido en el que necesitábamos una victoria para así devolver el ánimo al equipo, algo tocado por las dos últimas y abultadas derrotas de esta fase.


El encuentro empezó con nuestro equipo dominando el juego, moviendo bien el balón, y eligiendo buenas opciones de tiro, pero con mala suerte de cara al aro. Aún así se produjeron buenos momentos como una canasta coast to coast de Álvaro Ruiz, o un espectacular triple, de jugada ensaya tras saque de fondo, de Alejandro Calero. Al final del cuarto 14-8.

A partir del segundo cuarto, las rotaciones funcionaron bien, y todo el equipo estaba muy metido en el encuentro. Alejandro Sanz, junto con Adrián Arevalo, y Pablo Cuerno como dueños absolutos del rebote. El equipo atacaba rápido, con la intención de romper la defensa en zona que planteó el equipo de Pinto.

La zona conseguía que, a pesar del claro dominio del Estu, no lográsemos romper el partido, y que la distancia se mantuviese muy estrecha. 49-45 al final del tercer cuarto.

En el último tramo ellos decidieron continuar con la defensa en zona, para alejar nuestro juego interior y nuestro dominio del rebote. Un triple de Raúl Franco, y una posterior canasta de Pablo López, de inicio nos daban cierta tranquilidad, pero ahí ellos nos colaron un parcial de 0-7 que devolvía la emoción al partido. Finalmente gracias al acierto desde la línea de tiros libres de Alejandro Calero y Pedro del Valle-Inclán la victoria se quedo en casa.


Un partido engañoso, en el que dominamos todos los aspectos del juego, pero que por el poco acierto en los tiros pasamos más apuros de los debidos.

Ahora nos toca, devolver la confianza al grupo y seguir peleando en el difícil grupo que nos ha tocado. Ganas de luchar no nos faltan.

Era el principio de un sábado maravilloso para el Estudiantes...

3 comentarios:

Javier Díaz Carballeira dijo...

Doy Fe de todo lo que dices, que para algo hice de anotador.

Es difícil que no se atraganten las zonas cuando a estas edades te las ponen durante 35 minutos, fallasteis muchas canastas fáciles que hicieron que el marcador fuese ajustados, pero al final salió bien.

Un saludo.

Jacobo Rivero dijo...

No quería decir que el trabajo del mesa fue de lo mejor :-)

La verdad es que el tema de las zonas, y su uso, en según que categorías, da para todo un debate. Efectivamente nos salió bien.

Creo que a vosotros también os fue muy bien después. Un buen día para Estudiantes.

Un saludo.

Jacobo Rivero dijo...

Por cierto que el entrenador del otro equipo (Pinto), era Carlos Velasco, redactor de la revista Gigantes.