martes, 21 de febrero de 2012

Resaca Copera

La Copa en el Sant Jordi

El Real Madrid de baloncesto ha regresado de varias temporadas de insomnio y tranquimacil. La Copa que ha ganado tiene un mérito enorme por cómo la ha conseguido: imponiendo su juego, apostando por el grupo y sin tener que sacar los tanques a la calle. El éxito de la victoria es de los jugadores y, especialmente, de un Pablo Laso que de esta forma aleja el ruido de sables habitual en La Casa Blanca.

Foto: ACB.com

Decía Juanma Iturriaga en su blog que “se gana al Barcelona sin renunciar al estilo propio, valiente, sin racaneos, no dejando que el partido se decida como siempre, para el que mejor defiende”, y añadía “no estamos hablando de títulos, estamos hablando de ideas y proyecto con los que te identificas, de baloncesto del que te gusta”. Sin entrar en consideraciones sobre gustos y escudos, estoy de acuerdo. El Real Madrid puso en valor un baloncesto que parecía olvidado: ese en el que rondando la ventaja de diez puntos se realizan posesiones de quince segundos, sin mirar ni el reloj ni otra estrategia que no sea jugar, como así ocurrió en el último cuarto de la final. Ganar o perder pero con personalidad y riesgo.

Por si fuera poco, al campeón de la Copa del Rey 2012 le surgió su propio Jeremy Lin: Sergi Llull. Cierto que el menorquín no es una sorpresa rescatada del fondo del armario como el taiwanes, pero la apuesta de Pablo Laso por situarle definitivamente como base y director de juego, sí tiene algo de sorprendente. Anteriores eminencias del banquillo habían descartado ese puesto para el jugador que mejor aceleración tiene de la Liga ACB, pero cuya capacidad de frenada estaba muy discutida. MVP sin lugar a dudas, aunque con el aliento en el cogote de un magistral Jaycee Carroll.

Sin embargo, me sorprende leer en algunos foros madridistas que “el arbitraje fue casero”, a pesar de la sobrada victoria, y se apela a la consabida conjura del poder catalán (?) para afirmarlo. Como prueba del delito se manifiesta la diferencia de tiros libres entre el Barça (24/30) y el Real Madrid (8/9). Otro episodio nacional de conspiranoia que creo absurdo. Que Tomic, Begic y Felipe se cargaran de personales fue, desde mis ojos de la tribuna de prensa en el Palau Sant Jordi, un signo inequívoco de que los pivots madridistas no iban a permitir que las torres blaugranas se movieran por la cancha como felices danzarines de pick & roll o sardanas. Al contrario, desde el principio el Real Madrid mostró síntomas que hacia mucho no practicaba en este tipo de cotarros: fortaleza y agresividad. El gorro de Begic a Eidson fue una muestra...[en ambos sentidos]

Foto:ACB

De esta Copa del Rey, que será recordada, mis únicas decepciones deportivas tienen que ver más con las ausencias. La más egoísta es la que se refiere al Estudiantes, porque con la trayectoria de sinsabores que llevamos no estamos para jugar una competición que siempre hemos agradecido, y la otra es el Valencia y Bilbao Basket, porque considero que tenían plantillas más competitivas que algunas de las presentes. Dicho esto, creo que la victoria del Real Madrid, además de merecida, puede ser beneficiosa para el baloncesto...

La Copa fuera del Sant Jordi

Sólo alguien muy cateto, en lo que se refiere a su ancho de banda mental, no reconocería que Barcelona es una ciudad fabulosa y bonita. Sin embargo la dispersión de las actividades coperas (la Zona Lúdica en el Arc del Triomp y la Minicopa en Valle d'Hebron) hacía complicada la movilidad entre distintos ambientes. La primera habría sido más agradecida en los alrededores del propio Palau Sant Jordi o en la Plaça de Espanya, y a la segunda ubicación le faltaba un poco del ambiente que se pudo vivir el año pasado en el Magariños o hace dos años en La Casilla de Bilbao.


De la misma manera, es para pensarse la capacidad de promoción social de un evento como este. La final fue la menos vista de los tres últimos años por televisión y sigue faltando esa atracción publicitaria que logran los yankees aunque se trate de un partido de singles against married. Sin capacidad para vender el producto es muy difícil reflotar mediáticamente nuestro baloncesto. Un dato: el viernes al mediodía en la tienda de merchandaising de la Copa situada en el Arc del Triomp la dependienta me comentó que hasta ese momento no había vendido nada en el puesto en toda la mañana. Nada raro si se piensa que una camiseta sin demasiados alardes gráficos y con publicidad de una marca de cerveza sin alcohol costaba 25 euros. Camisetas parecidas de la NBA son más baratas y sin publi... Pero lo peor es que si uno le quería regalar a su sobrino la camiseta oficial de Llull, Juan Carlos Navarro, Fernando San Emeterio o Pancho Jasen, la misión era imposible. En “la gran fiesta del basket ACB” ningún chiringuito ofrecía las equipaciones de los equipos participantes y sus estrellas.

Hablando de ausencias, en la Minicopa hubo una muy sentida: La Penya. El equipo ganador de las cuatro últimas ediciones no pudo estar en Barcelona porque sus mayores no se ganaron la clasificación. Una lástima que debería hacer reflexionar a los clubes de cantera lo importante que es que sus equipos senior aprieten. Vale que no es un Campeonato de España pero es una experiencia muy chula para los chavales, y para mí sigue siendo de lo mejorcito de estos días. Me alegra que se haya vuelto a que todos los partidos tengan el tiempo reglamentario como cualquiera de categoría infantil (hasta el año pasado eran de siete minutos salvo la final).

Por cierto, el primer día tuve la suerte de conocer a los padres del jugador del Barça Màxim Estebán. Un lujo hablar con ellos (luego me enteré que él fue jugador de la Penya y ella atleta en sus tiempos), porque ves que por encima de la experiencia de un chaval que sólo tiene un día libre a la semana, lo que hay -cuando esta bien gestionado como parece- es ilusión y diversión. En la final de la Mini, el Barça ganó al Real Madrid. Me alegro por ellos, una gente molt maca.

Foto: ACB.com

Los postdatas

PD1: La cuestión de la megafonía estridente y la grúa justo frente a la zona de prensa se podría revisar...

PD2: Soy muy fan de Iggy, el speaker de la Copa y única representación 100% colegial en la pista del Palau Sant Jordi.

PD3: Felicitar por su esfuerzo a toda la gente que trabaja para que esto sea físicamente posible.

PD4: Pedir disculpas a Jordi Sampietro al que casi no pude ver con razones ajenas a mi voluntad. No dudéis en visitarle en Belgrado, merece mucho la pena.

PD5: Una de las mejores cosas de ir acreditado a la Copa es que, a pesar del volumen de trabajo en pocos días, uno se encuentra con muy buena gente que se dedica a algo tan apasionante como la comunicación y el baloncesto.

PD6: Durante la Copa se presentó la revista Cuadernos de Basket. El próximo post será sólo para hablar de este nuevo proyecto.

14 comentarios:

MINI MONI dijo...

Esta bien Jacobo. La palabra resaca es la única palabra no deportiva de tu artículo. todo lo demás fetén . Que es tranquimazil???? jajjaja...

Ferrán Blasco dijo...

Hola Jacobo,
Gran entrada, se nota que a pesar de algunos pesares que comentas lo has pasado muy bien, lo cierto es que la fiesta de la copa está en manos de mentes poco preparadas para gestionar un acontecimiento que debería ser referente con todos los honores y repercusión. Como ciudadano de la localidad que hacía de sede te diré que no había ningún ambiente y aún sabiendo que en Barcelona eso es difícil (por la cantidad de actos que pueden coexistir) no es imposible.
Una pena que se une a la decepción que produjo el bajo nivel mostrado por los dos equipos que comentas y por el Barça en la final, en todo caso una final con un merecido ganador, aunque su camiseta sea blanca y su presidente un .....
Un saludo
Se ve que la final de la minicopa fue también bonita y mucho más disputada

david dijo...

Buena entrada.
Por cierto, comentarte que el "poder catalán" no es ningún invento madridista, sino mas bien la constatación de una realidad. Te diría que Portela, Bertomeu y Agustí son madrileños y andaluces y formaron parte del equipo gestor de Unicaja y Estudiantes, pero bien sabes que no. Los tres tienen dos características en común: son catalanes y han estado vinculados al Barca en sus carreras.
No pequemos de buenistas y llamemos a las cosas por su nombre, por favor...
Y, hombre, no sé si perjudicaron al Madrid, lo que sé es que no le beneficiaron. Si con 21 tiros libres de diferencia alguien se atreve a decir lo contrario, es que estamos muy mal acostumbrados.
Un saludo

karusito83 dijo...

Jacobo. Cuidadín, es Tranquimazin, no TranquimaziL. He trabajado casi 3 años en la empresa que la fabrica y comercializa. Por cierto, un medicamento muy eficaz pero al parecer con bastante riesgo de crear adicción, por eso sólo se dispensa bajo estricta receta médica (está en el top de medicamentos falsificados y es muy apreciado en el mercado negro pues).

Secundo la opinión de David sobre el arbitraje de la final. Reduzcamos primero la cuestión a lo irrefutable. Hecho 1) La sede de la ACB está en Barcelona y todos sus dirigentes son catalantes. Hecho 2) La señalización de faltas (que después cristalizan en tiros libres) es subjetiva y tiene una capacidad importante de influir en el resultado de un partido. En la final, el balance de tiros libres fue 30 Barca, 9 Madrid.

Luego está lo subjetivo y opinable. Yo personificaría muy especialmente el favor arbitral en la figura de JC Navarro, que independientemente de los bueno que es, finge y exagera contactos constantemente, además de protestar airadamente cualquier decisión contraria (suponemos que por la falta de costumbre). Yo vi la final con unos guiris que no sabían apenas de basket y me preguntaban al ver las repeticiones por la TV: ¿por qué ese jugador siempre finge faltas? ¿y por qué encima se las pitan?

Jacobo Rivero dijo...

@Mini Moni: Tranquimazin es un tranquilizante muy potente y peligroso, recetado para aquellos que sufren crisis nerviosas (como hasta hace poco la sección ;-))

@Ferrán Blasco: Lo cierto es que lo pase genial, entre otras cosas porque me encanta Barcelona. Pude ir a comer con algunos amigos de allí a la Barceloneta y pasear por una ciudad que sin duda es una de las más bonitas de Europa.

El problema de la Copa no es lo que ofrece, sino lo mucho que se pierde por no hacerlo algo mejor. Una lástima, por ejemplo en la Minicopa se podría haber montado algo superchulo pero si no fuera por los equipos podría parecer un torneo de fin de curso en un colegio...

@david: Te aseguró que esos tres piensan más en el negocio que en el Barça. Yo no creo en los complots territoriales (conozco mucho procer nacido en Madrid en altos puestos, y no veo conjuras madrileñas por ello). En cualquier caso ni ellos dirigen por pinganillo a los árbitros ni me creo que den órdenes precisas de cómo actuar. Y eso que no hace tanto el Estu perdió una final de liga ACB contra el Barça y un muy discutible arbitraje, por no hablar de la Copa del Rey en Bilbao donde en cuartos contra el Valencia la cosa fue tremenda.

Pero creo aún así creo en la honestidad de los profesionales, y creo que los árbitros forman parte del grupo de deportistas que saltan a la cancha para jugar un partido. Si lo hacen mal son ellos mismos los que se juzgan y castigan, y siendo profesionales como por fin lo son lo que quieren es hacerlo bien.

En cuanto a los tiros libres quizá es que visto desde el banquillo (soy entrenador) esa ecuación que planteas no siempre es perfecta. Te aseguro que puedes ver un montón de partidos donde tiros libres no es -necesariamente- igual a favoritismo arbitral. Si miras este blog busca en 'historias de un entrenador de cantera', veras unos cuantos partidos donde las cuentas de tiros libres desproporcionadas ni aseguraban victoria ni derrota.

Insisto, a mí me pareció que el Real Madrid defendió muy fuerte y eso me parece una virtud del equipo.

@Karusito83: Irrefutable 100%, como la sede de una organización esta en tal ciudad (en algún lugar tiene que estar obviamente) pues se favorece al equipo local. Vaya, pues nosotros que somos madrileños salimos mal parados en la administración de la pluralidad territorial eso es cierto...

Para mí el único hecho irrefutable, después de ver el partido y apreciar errores arbitrales para los dos equipos es que : si no defiendes un carajo no haces falta, y el Barça defendió faltal. Otro hecho irrefutable, hacer 30 faltas en un partido entra dentro de lo habitual.

Sea como fuere, si te soy sincero, esta discusión del arbitraje y las 'camarilla catalana' me parece tremendamente futbolera.

Un saludo y gracias por los comentarios.

Jacobo Rivero dijo...

@karusito83: Se me olvidaba hablar de J.C. Navarro. Mi carnicero (calle Argumosa 15, Lavapiés) es seguidor del Real Madrid de baloncesto. No le gusta ni Navarro ni Rudy porque dice que hacen mucho teatro. Yo no se lo niego, pero hay un tipo de jugador que su gen competitivo le lleva por esos caminos. Ocurre en la ACB y también lo he visto en baloncesto de formación.

Cierto que no es del agrado del seguidor del equipo contrario esas actitudes, pero es innegable que ni el baloncesto yugoslavo (Drazen Petrovic) ni el baloncesto griego (Papalukas) habrían llegado tan lejos si no existiera ese tipo de jugador.

Dicho esto, y a pesar de ciertos comportamientos, lo cierto es que Navarro es un jugador que sufre defensas a cuchillo y save que una forma de autodefenderse es la provocación del error arbitral producto de los contactos. Yo creo que los mencionados reciben más faltas que otros jugadores, porque trabajan las salidas de bloqueo más que nadie, porque muchos sistemas están pensados para que ellos reciban (ylos defensores tratan de impedirlo) y porque son muy listos. La falta que saca Navarro a Carroll en la final -bloqueando un rebloqueo que habían preparado para que reciba de nuevo el americano- es de jugador listo.

Dicho esto aprovecho para lanzar una loa por el jugador catalán, un jugadorazo de una calidad inigualable en su puesto en la ACB, y un señor fuera de la pista. Ocurre que como rivál entiendo que pueda ser desesperante...

Un saludo y de nuevo gracias por los comentarios.

Charlie dijo...

En primer lugar me alegro de que disfrutaras de Barcelona, una ciudad maravillosa que se hace querer si la miras con buenos ojos.

Sobre el tema baloncestístico, pues que ya era hora. Que la competición nacional necesita al Real Madrid y que la rivalidad con el FC Barcelana ha tirado literalmente del baloncesto del país durante muchos años. Pero no sólo de los equipos futboleros vive el basket, también son necesarios el Estu y la Penya, y otros candidatos a los titulos que con la crisis económica han perdido fuerza: Unicaja, Caja Laboral o Power Electronics.

En este último punto es donde podíamos hablar de lo que comentas: lo mal que se vende el baloncesto, el poco ambiente que había en la ciudad, el precio excesivo de los abonos,etc. La ACB debe replantearse este tema lo antes posible.

En temas "territoriales" no voy a entrar, solamente añadir que soy catalán y madridista y me siento orgulloso de ambas cosas. Ni el baloncesto ni el deporte deben servir para dirimir asuntos políticos o ¿nos jugamos el pacto fiscal catalán en un concurso de triples?...pues eso.

Un saludo!!!

Anónimo dijo...

Me gusto mucho la actitud de Suarez, fue clave en los primeros minutos y contagió intensidad,el chico necesita meter 20 puntos y coger confianza,le veo muy metido en los partidos y estoy seguro que ira a la NBA como Mirotic, Begic, Tomic.Ningun otro jugador ACB salvo Ndong tiene nivelNBA
HErnando,chao

Jacobo Rivero dijo...

@Charlie: Se me olvidó añadir al post que una de las mejores cosas de la Copa en Barcelona fue verme contigo y con Mo Sweat. Un lujo poder hablar así de baloncesto. Entre uno del Estu, uno del Madrid y un seguidor de jugadores como el bueno de Mo. Algo poco habitual.

@Hernando: Tienes toda la razón, Carlos hizo una Copa sensacional. Aunque sinceramente no le veo como jugador NBA -no por nivel sino por características y físico- y creo que es un jugador que puede ir para arriba con una victoria como la del otro día.

Un saludo y muchas gracias por los comentarios.

Manuel dijo...

Rudy es quien más ha arriesgado su físico en la ACB, es lógico que exija la atención de los arbitros, para mi es el mejor alero de la historia en España y el más espectacular, es más creo que seguirá en la NBA, cuando tiene minutos hace buenos partidos
Sobre lo del físico , Sergio Llull tengo dudas que pueda jugar muchos minutos en la NBA, pero es un lider y el mejor jugador de la liga, aparte es una prolongación de Laso en la cancha, fue el mejor de la copa y también en el partido de ayer ante el Unicaja,
Es una pena que el Madrid quede fuera de Europa, tiene plantilla para estar en la final four
Saludos

karusito83 dijo...

@Sputnik. Los jugadores que fingen o exageran puede que sean muy listos, competitivos y mediterraneos, pero 'fair play' el justito. No creo que sea un atributo como para encima alabarles, al menos desde mi concepción del deporte. A lo mejor consigues engañar al árbitro, pero visto en la repetición por la TV queda ridículo. En el saco de los cuentistas meto no sólo a Navarro, del Barca, sino a Felipe o a Rudy, que son de mi equipo, a los que cuando veo fingir o protestar sin sentido siento vengüernza ajena. Serán bellísimas personas fuera de la pista y superclases dentro, pero exagerar y fingir para engañar al árbitro es poco deportivo. Por eso, me quedo antes con Calderón o Garbajosa. Cuestión de honestidad. Estamos en el siglo XXI y hay 20 cámaras en cada partido.

Jacobo Rivero dijo...

@Manuel: Rudy el mejor alero de la historia de España es una afirmación que no comparto, aunque no voy a negar sus cualidades. Sin embargo no me parece que sea un tipo que ofrezca exesivas garantías en la NBA y creo que le falta algo de físico para ser allí un killer y no sólo un especialista en tirar de tres (asunto arto complejo que no siempre es garantía).

Lo que sí estoy de acuerdo es que el Madrid tiene plantilla para llegar más lejos en Euroliga pero precisamente el no lograrlo es el resultado de las dudas que generaba el equipo de Laso antes de la victoria en la Copa. Queda por ver qué Madrid verémos a partir de ahora.

@karusito83: Cada uno en su lugar.Estando de acuerdo con lo que dices, no te puedo negar que soy muy fan del jugador competidor, del sangre por sangre (que no son los casos que hemos mencionado ninguno de los dos) y claramente del fair play. Pero si reducimos únicamente la cuestión a la técnica y la entrega, Navarro en lo primero y Felipe en lo segundo, son unos genios.

Un saludo y gracias por los comentarios.

Anónimo dijo...

Uy, alabando a Felipe en una conversación con Karusito, cuando él piensa que mató a Manolete entre otras felonías.
Jacobo, te alabo el gusto, la letra, y la mentalidad baloncestística. Mucha contaminación furbolera y mucha conspiranoia hay por el mundo.
Saludos. C.N.

Jacobo Rivero dijo...

@C.N: Muchas gracias. Uno de los grandes misterios de la humanidad, que jamás lograré entender, es cómo desde el madridismo se puede criticar a Felipe Reyes. A mí me sobran los motivos porque soy sufrido seguidor del Estudiantes, pero ninguno de ellos tiene que ver con su capacidad deportiva y la implicación con su club. Elementos esenciales cuando se habla de un jugador de tu propia plantilla que además es el capitán.

Yo a Felipe lo tendría siempre en mi equipo.

Un saludo y muchas gracias por el comentario.