lunes, 20 de febrero de 2012

Pablo Laso, Sergi Llull y el 23

Decía Llull al principio de la temporada, en una entrevista para Ecodiario, que con Pablo Laso "se vuelve a un juego más dinámico, más espectacular para el aficionado, y a un juego que creo que a este equipo, por nuestras características, le va a beneficiar". No cabe duda que la victoria en esta edición de la Copa del Rey 2012 le da la razón al menorquín, nombrado MVP del torneo.


Parecía que la papeleta que le iba a tocar lidiar a Laso al frente del banquillo sería una reiteración de los males que mostraba al sección de baloncesto de la entidad madridista en los últimos años: dudas, falta de consistencia y desequilibrio competitivo. Pero el técnico ha logrado con este triunfo espantar unos cuantos fantasmas de golpe y a la vez mostrar que su plan tenía sentido y posibilidades. No sólo es una cuestión de jugar rápido y correr mucho, es que además ha logrado que los jugadores interiores del Real Madrid conecten entre ellos como hacía tiempo que no se veía, y de, como decía un entrenador hace muchos años, 'defender atacando' para conseguir transiciones rápidas. Conceptos que por su riesgo ponen en un valor muy alto el baloncesto desplegado por el equipo merengue.

Luego, no cabe duda, hay que tener jugadores capaces de funcionar con este estilo. En la final contra el FC Barcelona todo el conjunto destacó, pero el trabajo en ataque de Jayce Carroll y Sergi Llull fue determinante: 45 de los 91 puntos del Real Madrid fueron suyos. El Barça en cambio se vio asfixiado ante el acierto de los blancos y se enmarañó en ataques que no llevaban a ningún sitio. Ofuscados en el intento Huertas, Pete Mickael y Juan Carlos Navarro tropezaban en el error de intentar volver a entrar al partido por la vía rápida, aquella que depende más de la fortuna que de la inteligencia, pero en un Barça irreconocible falló todo, desde su laureada defensa hasta su capacidad de equilibrio para superar las dificultades.

Aunque los méritos de estos trofeos son compartidos, en estos partidos decisivos hace falta un jugador al que sus compañeros se puedan agarrar. No significa necesariamente que sea el que tenga que hacer todo, sino aquél que cuando otros tiemblan tenga la capacidad resolutiva o la decisión para romper las defensas sin temor al fallo. Llull jugó ese papel cuando más lo necesitaba su equipo y esa garantía fue un apoyo para que el resto de sus compañeros creyeran decididamente en que con el estilo de Pablo Laso la victoria era posible, y así el encuentro terminó siendo un paseo para los madridistas.

El número 23 del Real Madrid logró 23 puntos en la 23 Copa del Rey que el Real Madrid gana, motivos para felicitarle a él, al Real Madrid y a Pablo Laso.

PD: Publicada en el Ecodiario.

3 comentarios:

Ferrán Blasco dijo...

Hola Jacobo,
Aún estoy esperando que el Barça salga a la pista, qué desastre!!! No tengo nada que objetar al título que se lleva el RM, jugó el partido y le salió bien, yo nunca le daría el tiro definitivo a Llull pero ayer parecía embrujado, tampoco le daría un equipo a Laso y ayer desmontó lo poco que el Barça intentó y tampoco ficharía a Carroll y rompió el partido (bueno, el poco trozo de partido que no se empeñó en romper el Barça). Conclusión: no tengo ni idea de baloncesto!!!
Un saludo
Te gustó el arbitraje? o son mis ojos blaugranas?

Manuel dijo...

Fue clave la intensidad defensiva , los pivots balcánicos estuvieron muy encima y agresivos. Begic metió la canasta más espectacular con su mate al final. Suarez y Mirotic ayudaron mucho, lo de Llull y Carroll de matricula de honor, Laso creo que ha dado con la tecla y veo al Madrid campeón de liga si Antic no pierde la concentración. Saludos

Jacobo Rivero dijo...

@Ferrán Blasco: El Barça muy mal en la final, pero eso pasa en el deporte, a un partido todo es posible. Tú piensa que a este campeón de la Copa del Rey le ganó el Estudiantes esta misma temporada ;-)

Sinceramente no creo que el arbitraje fuera determinante. Prefiero que no piten lo que no ven a que hagan lo contrario. Lo que me sorprende es leer en ciertos foros madridistas críticas por el porcentaje de tiros libres de uno y otro equipo. Creo recordar que eran 24 para el Barça por 8 del Madrid.¡Como si eso significara necesariamente una ventaja para arbitral hacia los culés!. Acojonante, si el Barça tiró más libres es porque el Madrid fue muy duro en defensa un mérito que no tuvo el Barça, y así le fue. Me parece que a veces la gente oye grillos en medio del mar. En fin.

De todas formas amigo creo que todavía este Barça puede darte muchas alegrías, El Madrid por fin, y eso no es mala noticia, se ha unido al grupo de los grandes equipos.

@Manuel: Totalmente de acuerdo en casi todo. Discrepo en que ver al Madrid campeón de la ACB me parece algo más impronosticable. Creo que Madrid, Barça, Baskonia y Bilbao tienen formidables equipos capaces de ganar la competición.

Un saludo y gracias por los comentarios.