martes, 30 de agosto de 2011

El Eurobasket de Frank Lubin

En el Eurobasket de 1939 celebrado en Lituania, el equipo anfitrión defendía título. Era la tercera edición del torneo, y el viejo continente vivía en las dificultades propias de los conflictos políticos de la primera mitad del siglo XX.


Dos años antes el conjunto lituano había logrado vencer en el campeonato celebrado en Letonia, y un jugador, Pranas Lubinas -un pivot que rodaba el 1'90 de altura y que dominaba como pocos el juego interior- había destacado sobre el resto de sus compañeros. Su experiencia y carácter hizo que para el torneo celebrado en Kaunas el propio Lubinas asumiera el cargo de entrenador y jugador. El éxito logrado con la medalla de oro hizo que los jugadores fueran tratados como héroes locales, y que el pequeño país iniciara un romance con el deporte del baloncesto que todavía hoy perdura.

Lubinas no había nacido en Lituania. Hijo de una familia de emigrantes lituanos instalados en California, Pranas Lubinas llegó al mundo en 1910 en Los Ángeles, con el americanizado nombre de Frank Lubin. Tras estudiar en la prestigiosa universidad de UCLA formó parte del equipo que patrocinaba la factoría de cine Twentieth Century Fox en la liga amateur de baloncesto, y en 1936 participó en las olimpiadas de Berlín defendiendo la camiseta de la selección de Estados Unidos, con la que logró el oro olímpico. Fue en Berlín, entre la infame fanfarria de exaltación a la raza organizada por Hitler y sus acólitos, donde Lubin abrazó la posibilidad de unirse a la causa del baloncesto lituano a petición de la federación del país báltico. Lubin no lo pensó demasiado y decidió aceptar el reto.

El Eurobasket de Kaunas, celebrado a finales del mes de mayo, duró tan sólo una semana, y la suerte de los países participantes cambiaría al hilo de los acontecimientos que se produciría en Europa tan sólo unos pocos meses después. El uno de septiembre de 1939 Alemania invadía Polonia, el seis de octubre comenzaba la Segunda Guerra Mundial, y en junio de 1940 la Unión Soviética de Stalin se anexionaba Lituana, que no recuperaría su independencia hasta 1990. Poco antes de la invasión soviética, y viendo el desolador panorama que se avecinaba, Pranas Lubinas decidió regresar a Estados Unidos, al equipo de la Twentieth Century Fox, y a ser Frank Lubin. Con los estudios de Hollywood jugaría hasta los 54 años, y viviría el resto de su vida junto a su familia en California, donde moriría en 1999.


Ahora, 72 años despúes, el Eurobasket regresa a Lituania. El país donde nació uno de los mejores jugadores de todos los tiempos, Arvydas Sabonis, vive con especial emoción un torneo que les permite reivindicar orgullosos su relación con el deporte de la canasta. Con poco más de tres millones de habitantes, el baloncesto forma parte del código genético de un país que dará todo por repetir el éxito de 1939, y donde la selección de España será uno de sus principales rivales y firme aspirante al triunfo.

Pero en Lituania no olvidan que parte del mérito actual es gracias al considerado “abuelo del baloncesto lituano”, Frank Lubin o Pranas Lubianas. Aquel que les puso en el mapa internacional poco antes de que Europa fuera fagocitada por el horror, la guerra, y la miseria.

PD: Nueva colaboración para el diario digital elEconomista.es.

7 comentarios:

marta dijo...

Lo que forma parte del código genético de este país,es la capacidad de lucha y resistencia,que a lo largo de su historia han demostrado.
Tras múltiples ocupaciones,Alemana,Polonia ocupó parte de su territorio,tras ser obligados durante creo 50 años a anexionarse a la URSS,no han perdido su cultura, su lengua,sus tradiciones,a pesar de las prohibiciones y represiones a las que eran sometidos.Fueron capaces de instaurar una democracia parlamentaria y de superar crisis económicas importantes.
Ni Rusia,ni Alemania fueron capaces de "fagocitar"a los lituanos.
Si esa valentía,capacidad de lucha y resistencia la llevan a la cancha y teniendo en cuenta que el baloncesto es el deporte mas importante del país,a lo mejor somos nonsotros los "fagocitados".
Esperemos que no.PERO...menudo pueblo,menuda selección a tener en cuenta.
Un saludo.

Jacobo Rivero dijo...

@marta: Amén, pero es que estoy hablando de baloncesto, y estaras de acuerdo conmigo que en Lituania se vive ese deporte de una manera especial. El resto que cuentas da para hablar mucho sobre la Europa del siglo XX, algo que sería un placer pero que se escapa, en su extenso desarrollo, del asunto que nos ocupa, que es el Eurobasket. Yo a Lituania la veo favorita, creo que tiene un equipazo impresionante.

Un saludo, y gracias por el comentario.

marta dijo...

Eso es,yo también quería hablar de baloncesto y quizás no me haya expresado bién. Pienso que todo va en su código genético,el baloncesto y la valentía.
Equipazo,la manera de vivir este deporte y el caracter(a eso iba yo)que han demostrado a lo largo de su historia,los convierte en favoritos.Nunca se han dado por vencidos.

Gracias y perdona la deviación"típica"( en mi).

Almanzor dijo...

Algo leí algún día de Frank Lubin, como dices el abuelo o padre del baloncesto en el país baloncestístico por excelencia en Europa. Para mí también es el favorito. Ver a 10 mil lituanos que viven este deporte con verdadera pasión, unido a un equipo muy potente (aunque menos que en otras ediciones) lo hacen el rival más difícil para España, que sigue siendo el máximo favorito, en mi opinión.

Ferrán Blasco dijo...

Una vez más un gran post, Jacobo me ha encantado tu aproximación al campeonato que ya empieza. Sobre la condición de favorito de Lituania (sin contar que juegan en casa) creo que le falta un jugador franquicia como en su día pudo ser Sabonis, su quinteto y primeras rotaciones son muy buenos pero no sé, creo que le falta algo para imponerse por juego y lograr el título. Pero ya sabes que yo de esto sé muy poquito y casi nunca acierto.
Un saludo
No podré ver el debut de España :( (vaya ascos de horario)

Mo Sweat dijo...

Chapeau. Gracias por darnos a conocer la historia de este hombre.

Saludos.

Jacobo Rivero dijo...

@marta: No problema, creo que andamos en parecida coordenada.

@Almanzor: Creo que Lituania es favorita porque no veo una España sólida. La verdad es que desde las olimpiadas de Beijing sigo sin saber muy bien cuál es el juego del equipo, y ayer contra Polonia volvió a desorientarme Scariolo.

@Ferrán Blasco: Sabonis es irremplazable, pero Saras puede dar su último servicio a la patria liderando el equipo hasta la final, y veo a jugadores como Kaukenas o Jasaitis enchufadisimos. Si a eso le unimos un público entregado...

@Mo Sweat: Avec pleasure!

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.