martes, 25 de enero de 2011

Héroes del Silencio y Garbajosa.

“La música está directamente relacionada con mis estados de ánimo, y por eso es muy importante para mí” señalaba Jorge Garbajosa en el nº11 de la revista Rock Estatal. El de Torrejón de Ardoz tiene en su maleta “absolutamente todo de Héroes del Silencio; maquetas y rarezas de todo tipo incluidas”. No es mala elección los héroes, al menos nominalmente, si se tiene en cuenta la situación actual del jugador.


Lo que se lleva ahora en el baloncesto no son precisamente las buenas maneras. La joven dupla Mirotic-Begic le cierra la puerta en las narices a un jugador como Garbajosa. Donde antes se quería experiencia, veteranía, y compromiso, ahora se aplica una nueva normativa, “proyección de futuro” en palabras del propio Ettore Messina. Habrá que esperar como mínimo al próximo partido contra el Barça para medir las pulsaciones de un grupo por el que pocos ponen la mano en el fuego cuando se enfrenta contra equipos de reconocida enjundia. Demasiados miedos e incertidumbres hacia el director de la orquesta, así es difícil tener soltura en la interpretación. Sergi Vidal, Felipe Reyes, y Sergio Rodríguez deben estar llamado a sus agentes para que tengan preparada una empresa de mudanzas en caso de urgente necesidad. Nole Velickovic se acordará de la madre del que le dijo en Belgrado que el Real Madrid era su mejor opción de futuro. Y Florentino, si el Madrid sigue sin ganar nada, pensará que Valdano le esta tocando soberanamente las pelotas.

Lo que no se le puede negar al otrora fiel seguidor atlético es fidelidad a la empresa. Si alguien ha lamentado la salida de Garbajosa de manera significativa ha sido José Luis Sáez. No en vano, el ahora excluido, tras el despido de Pepu al frente de la selección, afirmó aquello de "nadie es imprescindible". Ahora le ha tocado a él, que redujo el verano pasado su ficha un 30%, que tiene pocos días para fichar por otro equipo de la ACB (parece que Unicaja no lo tiene entre sus opciones), que no podrá disputar Euroleague (por haber jugado ya con el Madrid), y que se ve sin equipo a pocos días de la Copa del Rey. Regreso a la paranoia en el vestuario blanco.

Messina afirmaba que "todos los compañeros están afectados", aunque seguro que alguno mira por el rabillo del ojo a los jóvenes Mirotic y Begic como los privilegiados de la cárcel, aquellos que no están en la lista de posibles ingresos al corredor de la muerte. Si algún día esta política de equipo triunfa y se expande estamos apañados los que creemos que se puede entrenar el baloncesto desde la cooperación y la ética. No sólo en el baloncesto de formación, también en el profesional. Chus Mateo al llegar a Málaga, para sustituir a Aíto, apelaba a “la ilusión”. Con decisiones como las de Messina es complicado encontrar esa chispa en un grupo hasta hoy maltratado regularmente en su confianza.

Hoy he leído en algunos medios (y especialmente en twitter) opiniones enfrentadas sobre la decisión tomada por el entrenador italiano, partidarios y detractores del seguidor de los Héroes del Silencio. Como dice el latín de gustibus et coloribus non disputandum (de gustos y colores, no se debe discutir), pero dudo que decisiones así sean útiles a la hora de conseguir éxitos y complicidades con la grada, la afición, y el público. Quizá algo de todo esto es a lo que se refiere Iñaki Zubizarreta en la genial entrevista que le hacen desde el blog La Puerta Atrás, cuando critica la actual filosofía del básquet profesional. Yo también me pregunto si queda algo de aquel baloncesto que conocí cuando era pequeño.

“Si pudiera reencarnarme en algún músico de rock, ese sería Keith Richards” decía Garbajosa en aquella entrevista musical, y añadía que su cartel soñado sería juntar a “Rolling Stones, Extremoduro y Marea”. A la espera de los acontecimientos, y sin compartir del todo los gustos musicales y deportivos del jugador, no puedo evitar volver a maldecir las formas. Ya lo decía Germán Coppini con el grupo Golpes Bajos, Malos tiempos para la lírica...

10 comentarios:

sraly dijo...

Cuando Málaga se cruzó en mi vida, en forma de pelirroja de risotada fácil, le tocó a Zaragoza le celebración de la Copa del Rey. si ya estaba enamorado de esa tierra, oler la 'salada' marea verde, conocer a Chicui, y ver a unos desmelenados dirigidos por un engominado llegar hasta la gloria, me terminó de convencer de que tenía que pedir el cambio al banquillo de mi rutina. Garbajosa fue en ese momento un símbolo, una liberación, un jugador greñudo y singular, un héroe que aún campa por el Carpena en forma de fotos y de fantasma de esos 'viejos tiempos'. Ahora maltratan esa imagen en Madrid donde, como dice Zubizarreta (y dentro de poco otro madridista afamado en Puertatrás, GRACIAS POR LA REFERENCIA), el romanticismo está apresado en un coqueto pabellón de la calle Serrano.

Los tiempos que corren son estos. No me gustan ni los acepto.

P.D: Por cierto, hace dos dias me dijeron que Garbajosa no llegaria a Málaga, ahora me parece que el panorama esta siguiendo, aunque ese no era el plan inicial.

SALUDOS CRACK

Jota Villaluenga dijo...

Desgraciadamente y queramos o no, el baloncesto se ha convertido en un negocio.

Una empresa (el Mandril) ha encontrado un activo (jugador) que considera más valioso que Garbajosa y se deshace de este pagándole su retribución (salario).

¿Baloncesto? ¿Deporte?

Óscar Gaspar dijo...

Son las prisas históricas de este club en los últimos años. Un jugador referencia como Garbajosa, con su experiencia y el buen hacer que tiene (estadísticas correctas las que estaba promediando), es cortado por un joven que viene a una liga nueva. No digo que la jugada vaya a salir mal. Pero no son formas las de dar la salida desde el R.Madrid a un gran jugador.
Saludos.

karusito83 dijo...

No perdamos la perspectiva. Un jugador de baloncesto profesional es un trabajador (bastante afortunado, por cierto) y un club es una empresa que, como todas, rinde cuentas a unos dueños que exigen resultados, ya sean económicos (SA) o deportivos (club deportivo). A mí hace dos años la empresa en la que trabajaba no me renovó el contrato porque mis servicios ya no eran necesarios por X motivos. Salí por la puerta de atrás, igual que Garbajosa. ¿Fue una injusticia? No, fue una decisión empresarial razonable, legítima y rutinaria. Igual que lo será dejar sin ficha a Alan Anderson cuando vuelva Pete Mickeal o igual que los 2 minutos totales que ha jugado Marc Blanch en las 18 jornadas de ACB.

sraly dijo...

Quería decir, en la posdata de mi comentario que el panorama parece que está 'cambiando' (no sé porque puse siguiendo, supongo que por la dislexia).

Ok, el negocio es asín. esto es puo capitalismo del bueno, pero, chicos, a mi no me gusta esto ni lo acepto. Y quizá algún efecto tenga. Los equipos/clubs están perdiendo su identidad, su espíritu, con este tipo de movimientos en el que 'todo vale'. Puede que haya aficiones que solo ven el resultado a las que esto les de igual, pero antes recuerdo que la gente iba a ver a un puñado de jugadores por los que se sentía identificado, porque eran de su barrio o porque, aunque fueran de Michigan o de Kaliningrado, notabas que sentían los colores, se identificaban. Quizá esta pérdida de identidad tenga algo que ver con que algunos pabellones estén vacíos o los bajos niveles de audiencia. Seguro que este negocio no es tan bueno para el 'negocio' de todos. Es puro capitalismo, unos contentos y el resto, jodidos.

O es que soy un iluso. Un soñador.

P.d: Por cierto hoy ha dicho Obama que han llegado el momento Sputnik de nuestra generacion. No podría estar más de acuerdo con Barry O'Bomber. Yo soy de Sputnik hasta las cachas!!!

http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2011/01/110125_ultnot_obama_tecnologia_sputnik_lr.shtml

SAludos desde Puertatrás

felipón dijo...

De acuerdo con la entrada. Pero destila un antimadridismo que, en parte, la invalida.
La decisión del Madrid es correcta en lo deportivo, y eso basta. Parece q Garbajosa es el único con sentimientos. Acaso Anderson no va a ser cortado cuando vuelva Pete Mickeal?? En este caso la entrada estaría más justificada, pues su rendimiento en el Barcelona ha sido duperior al de Garbajosa en el Madrid. Pero la gente hablará de excelencia en la gestión y oportunidad de negocio.
Y nadie dirá q a Anderson, o a Trias o a Blanch les gustaba Miles Davis, ni Nirvana ni los Beatles.

Un saludo y felicidades por el blog!!!

costalgaraldals dijo...

Igual duele más porque es Garbajosa, pero hay cientos de casos así en el deporte.
Messina es "Il Cabelieri" ...

Mo Sweat dijo...

Il Cabelieri dil cognazzi...

La verdad es que conozco varios del Madrid que están hasta los cognazzis de él. ¿Donde estás General?

Yo no apruebo lo que ha hecho desde que llegó al Madrid. ¿Y lo de Kaukenas?.

Jacobo Rivero dijo...

@sraly: Cada uno puede tener sus gustos, pero no hay duda de que Garbajosa en Málaga fue mucho más que una referencia. Un jugadorazo que hizo mucho por aquella liga. Algunos dícen que lo de entonces fue suerte, pero joder vaya triples y vaya defensa metió la suerte... Si vuelve allí seguro que será bien recibido, y con Carlos Jiménez una pareja de ilustres veteranos.

@Jota: Lo que yo sostengo, en mi 'ingenuidad', es que es mala política de negocio. Para el Madrid, para la ACB, y para el baloncesto en general...

@Óscar: Estoy de acuerdo. Las mismas prisas que echaron a Joan Plaza cuando estaba haciendo un proyecto deportivo con personalidad propia (y hasta el momento mucho mejor resultado que con Mesina).

@karusito83: Lo que yo mantengo, asumiendo la lógica que planteas, es que es una mala política empresarial. Anderson y Blanch tienen el mismo 'arragio' en el baloncesto español que la mascota de Kellogs...

@sraly: Dreamer, ya ves que hasta Obama me da la razón...

Jacobo Rivero dijo...

@felipón: Sinceramente creo que no es antimadridismo, sino anti una forma de hacer las cosas. Me resisto a abrazar una lógica que creo que muy negativa para nuestro deporte. Puede ser la expulsión de Garbajosa, la destituación de Pepu, o la falta de oportunidades a los canteranos en el Estu. Creo que el basket debería ser otra cosa, y además creo que con esa otra lógica por la que yo apuesto el negocio sería mejor. Como dije con Karusito, comparar a Anderson con Garbajosa es que estamos locos. Garbo ha estado en alguno de los clubes más importantes de este país, en italia, en la NBA, en la selección... Lo de la música es un recurso literario que me gusta utilizar para hablar de la actualidad. Eso sí, sin a Anderson le gusta Miles Davis no perdonaré al Barça su expulsión...

Muchas gracias por la felicitación.

@costalgaraldals: Garbajosa es el ejemplo de cómo están las cosas hoy en día en nuestro deporte. Pero no todo esta conquistado, hay un jugador que es símbolo de resistencia: Alvertis en el Panathinaikos de Obradovic, y sólo su presencia enardece a la grada...

@Mo: Para mí lo de Messina es la demostración del tirano al que se le aguanta todo y se le ríen las gracias. El Real Madrid ha decidido apostar por este tipo de entrenadores para fútbol y baloncesto. Verémos cómo dejan el club cuando se vayan...

Un saludo a todos, y muchas gracias por los comentarios.