miércoles, 1 de junio de 2011

Tina y Shanterrica

Tina Stewart y Shanterrica Madden no habían tenido una vida fácil. Hasta llegar a compartir habitación en las afueras del campus de la Middle Tennessee State University, donde ambas estudiaban, había sufrido las dificultades propias de una chicas que venían de las “hard corners of Memphis”.

Foto y composición: The New York Times

Tina (21 años) sentía cierta fascinación por el personaje de Campanilla y por el baloncesto, y Shanterrica (18 años) era una apasionada de CSI Miami, y su intención era convertirse en el futuro en abogada. La convivencia en el piso no era fácil. Quejas por el ruido, y porque, según Madden, el novio de Tina acudía con frecuencia a fumar marihuna al piso, habían deteriorado la relación.

El pasado 2 de marzo, por la tarde, la policía recibió una llamada anónima pidiendo que se personaran en la vivienda. Cuando los oficiales llegaron al apartamento encontraron a Tina Stewart tendida en el suelo, muerta por heridas de arma blanca. Madden fue detenida, y en la comisaria, tras dos horas de interrogatorio, confesó el crimen. La noticia fue un auténtico mazazo para la comunidad, y para las compañeras de Tina en el equipo de las blue raiders de Memphis, de la NCAA femenina.



Ahora Shanterrica Madden, que declaró que la puñalada se produjo en defensa propia después de que Tina iniciara una pelea, esta en libertad provisional, tras pagar una fianza de 100.000 dólares a la espera de juicio. Las dos familias están destrozadas, y Madden se enfrenta a la posibilidad de pasar el resto de su vida entre rejas.

Sergio F. Kovaleski, periodista en The New York Times, entrevistó a miembros de las familias, amigos, entrenadores, maestros, abogados, y compañeras del equipo. Con el material de sus entrevistas ha publicado un brillante y extenso relato sobre las circunstancias personales de las chicas, el entorno, y sus condiciones de vida. No hay sensacionalismo, ni trata de aclarar lo ocurrido, sólo la historia personal de estas dos chicas.

El padre de Tina señala que el camino de su hija no fue fácil, tuvo que trabajar mucho para compatibilizar el baloncesto y los estudios, "a pesar de que creció en el guetto donde las drogas estaban en todas partes” fue la primera de la familia en ir a la Universidad. La madre de Shanterrica cuenta la afición de su hija por la lectura y la música, así como su voluntad de poder terminar la universidad y aportar ingresos a la familia. A lo largo de los once capítulos que componen el artículo se puede conocer la personalidad de las dos chicas, y la opinión de quienes las conocieron de cerca.

Los padres de Tina Steward mirando una foto de su hija. Foto: The New York Times

La noticia del asesinato de Tina Steward tuvo mucha repercusión en los medios estadounidenses, incluso algún medio de aquí recogió en breves líneas la noticia del crimen. Como ocurre con frecuencia, pocos quieren conocer las historias que hay detrás. Como señala la leyenda publicitaria del periódico donde trabaja Sergio F. Kovaleski: “You can get the score almost anywhere. But when you want to know the story, turn to the award-winning Sports section of The New York Times”.

Tina y Shanterrina merecía un futuro mejor, pero quizá la trayectoria de sus vidas, de su entorno, y de sus condiciones personales, no había ayudado a romper definitivamente con el lenguaje del guetto.

5 comentarios:

Almanzor dijo...

Pues sí, ya hemos hablado mucho de esto. Ya es difícil que te nombren esta noticia en un medio deportivo, más difícil aún que se investigue y se acerque al cliente, al lector, las historias que hay detrás de esto. Intentaré leer el artículo completo, porque seguro que debe ser brillante. Hay tantas historias que contar alrededor del baloncesto y que no tienen nada que ver con meter una pelota por el aro...

Ahora, después de leer de manera obligada "A sangre fría" y "Esta noche, la libertad", te das cuenta de que con un poco de trabajo, entrevistas e investigación, se pueden contar historias brillantes.

Un saludo hermano!

Mo Sweat dijo...

Eso es lo que ocurre con casi todo en esta sociedad... lamentablemente.

El morbo sí, pero lo que hay detrás ya cansa más y no interesa tanto; a no ser que sea muy morboso, claro...

Sensacionalismo sí y después a pasar la página.

Saludos.

Jacobo Rivero dijo...

@Almanzor: La Mansión va a traer mucho aire fresco a la comunicación y el baloncesto.

@Mo Sweat: Las historias de la personas no valen nada, para algunos medios, lo importante es un titular que venda. Lo demás no genera beneficios, pero es lo más importante para entender las complejidades de nuestro día a día.

Un saludo, y gracias por los comentarios.

MINI MONI dijo...

Gracias Jacobo por estas historias veridicas. Sin tu artículo no sabriamos nada de este desgraciado suceso. Es duro una cosa de tal calado. Tu tratamiento de la noticia es muy buena. Q te pasa con los "confidenciales", q no sales más?
Un abrazo. En 20 días compartimos basket bajo la nieve.

Jacobo Rivero dijo...

@Mini Moni: Mi 'acuerdo' con basketconfidencial es que pueden pillar lo que quieran del blog. Últimamente he estado muy centrado en el sub21, así que es normal pasar más desapercibido, pero seguro que me vuelves a leer ahí en breve. Nos vemos en Granada.

Un saludo y gracias por el comentario.