lunes, 6 de junio de 2011

El traje

El director de cine Alberto Rodríguez rodó en 2002 una película que pasó desapercibida para el gran público. El traje es la historia de Patricio, un emigrante africano, que logra hacerse con un elegante traje a medida: pantalón, americana y corbata. Ambientada en Sevilla, el aspecto del protagonista determinara un cambio importante en la forma de verle y tratarle la gente.


La polémica sobre los futuros uniformes de los equipos femeninos de Euroleague, tras una propuesta de la Comisión de la Mujer de FIBA Europa, ha generado múltiples opiniones. Lo que en principio parecía una decisión en firme ahora es un asunto a decidir. Muchas jugadoras y aficionados han expresado su oposición a una medida que juzgan como “imposición”.

Laia Palau señalaba en el periódico 20 minutos, “a nosotras nadie nos ha preguntado nuestra opinión y nos sentimos muy cómodas con los uniformes actuales", y Silvia Domínguez, en el mismo medio, añadía, “es una medida puramente estética, que se ha pensado exclusivamente para el baloncesto femenino”. Palau señalaba que algunas jugadoras pueden sentirse “incómodas” con un traje muy ajustado. La Asociación de Jugadoras de Baloncesto (AJUB) ha declarado que se proyecta una imagen de las "jugadoras de baloncesto como objetos, atractivos desde el punto de vista de la estética masculina, lo que supone una mentalidad caduca".

El uniforme propuesto de la marca Tuta

A la FIBA la polémica no le hace ninguna gracia, toda vez que algunos medios han señalado la iniciativa como "sexista", y cuando la comparación con otros deportes es uno de los argumentos que no parece gustar demasiado. El 'éxito' del voleibol y el hockey hierba son las referencias para apoyar la medida, el bádminton la contrarréplica, toda vez que las jugadoras de ese deporte se negaron a utilizar de forma obligatoria falda en las competiciones por considerarlo una falta de respeto. Pero parece que en la decisión de FIBA Europa también tiene que ver la firma de un acuerdo económico con la marca lituana Tuta, que es la que fabrica este tipo de equipaciones, con la que ya se habría llegado a acuerdos anteriormente.

Val Ackerman fue la presidenta de la WNBA entre 1996 y 2005, la pareja de baile de David Stern a la hora de asumir la NBA el desarrollo del baloncesto femenino profesional, que sufría una importante crisis en ese momento. Suyas fueron algunas de la decisiones más importantes para dotar a la competición de un personalidad propia. La liga de baloncesto femenino estadounidense, que este año cumple 15 temporadas, eligió un calendario propio para hacerse un hueco; un reglamento con sus propias características (la línea de tres en 6,25, posesiones de 30 segundos como en la NCAA, ocho faltas de equipo para entrar en bonus...); y una vestimenta diferente a la masculina, algo más entallada y más adaptable al físico de las jugadoras. Fueron muchas las medidas adoptadas para llamar la atención del baloncesto femenino a medios y aficionados, y los resultados son un notable éxito.

Lauren Jackson y Sue Bird, de las Seatle Storn.

Betty Cebrián, la ex jugadora de baloncesto con mejor palmares de nuestro país, pertenece a la Comisión de la Mujer de la FIBA que tomó la decisión sobre los uniformes. En una entrevista en la página de la Fedeeración Española de Baloncesto (FEB) señala: “Queremos que cuando alguien haga zapping y aparezca un partido de chicas diferencie que es un producto diferente”, para luego explicar, “pretendemos ensalzar las cualidades de la mujer como una atleta no como un objeto”. Cebrián, en la entrevista, compara la medida con la adoptada por la WNBA sobre sus uniformes.

Estoy de acuerdo con el argumento de la ex jugadora de Reus, en el sentido de que el baloncesto femenino tiene que tener su propia identidad y ser reconocible, lo que no tengo tan claro es que esa sea la mejor forma de hacerlo. Tampoco entiendo la obsesión con compararlo con otros deportes femeninos, como el voleibol, parece que mito relacionado con un éxito que desconozco. La comodidad no tiene sólo que ver con la adaptabilidad del traje al deporte, sino también con la proyección de la imagen, asunto que en según qué circunstancias puede generar conflictos en algunas jugadoras, vergüenza e inseguridad, que puede incluso afectar al baloncesto de formación. El cuerpo es una cuestión importante, por desgracia, a la hora de elegir una práctica deportiva.

Sea como fuere, mañana la FIBA tomará la decisión sobre el uniforme. Tendrá en cuenta las “análisis comparativos con otros deportes”, la negociación con Tuta, y también -supongo- las oposiciones (como esta recogida de firmas virtual que lleva por título Stop Euroleague Women Equipments New Rules).

Sin embargo, como comentaba Cindy Lima, en el artículo de 20 minutos, “hay mil cosas que se podrían mejorar antes que cambiar las equipaciones”. Los éxitos del deporte femenino, como se puede ver en este artículo de El Mundo, pocas veces se valoran en una sociedad en la que el fútbol masculino acapara el 90% de los titulares en los medios convencionales, pero donde el basket tiene una importante presencia virtual. Quizá si FIBA alentara a que los equipos tengan unos potentes, y competentes, departamentos de comunicación y marketing (ver las webs de nuestros equipos de Euroleague es deprimente); se elaborara un reglamento propio; y se invirtiera en una proyección de la cultura deportiva que valore el esfuerzo, estaríamos mejorando muchas cosas.

De lo contrario nos puede pasar como al bueno de Patricio en la película, que la apariencia sea lo importante, o que algunos sólo juzguen lo que ven por el traje que se lleva. Lo cuál no es buena política, porque en el baloncesto, como demuestra Mark Cuban cada noche, lo que menos importa es el traje.

10 comentarios:

Yandrakovic dijo...

Suscribo tus palabras una por una. Verdades como puños que espero que los de siempre sepan comprender.

Santi dijo...

hay que hacer uniformes específicos para el baloncesto femenino, sí. Es ridículo ver al LF2 del Estu poniéndose cinta aislante en las camiseta para que le valga. Pero lo que están planteando es lo que es: mujer objeto.

H dijo...

Totalmente de acuerdo...
Fijaos en las equipaciones de la WNBA...si, tienen otro corte, pero no es ese grado de entallamiento que quiere la FIBA, que más que jugadoras quiere modelos de Victoria Secret.
Cambiar las normas, hacerlas más adaptadas a nuestras características haria del juego algo más vistoso, no enseñar más cacha.
Y por cierto... ya me gustaria a mi ver a Cebrián en un body como los de la Australiana... creo que su opinión cambiaría ligeramente.
Enhorabuena por el post!

Javier dijo...

Creo que si quieren hacer el deporte femenino más visible, en este caso el baloncesto deberían adaptar las reglas para que el espectáculo sea lo más parecido al masculino (bajar la altura de las canastas, acercar la distancia del triple, que los medios públicos tanto autonómicas como RTVE den más cobertura...) desde luego que la medida de los trajes es ir hacia detrás.

sraly dijo...

¿Y por qué no van en pelota picada (que no pase picado) y en vez de parqué colocamos un resbaladizo suelo de barro?

Me imagino la reunión en la que se decidió esta gran estrategia de márketing. Olería a puro y el sabor sería el del carajillo, la vestimenta de cadenita de oro y el pelillo apareciendo por la camisa desabrochada. Patético!!!!

La FIBA debería mirar más al espejo de la WNBA y menos del Lingerie Football.

Saludos desde Puertatrás

P.D: Me mola ver por aquí al colegial Yandrakovic. Gran amigo!!!

sraly dijo...

Es curioso que cites esta película. Esta temporada, EL intermedio realizó un experimento parecido con un 'negro' vestido de 'corriente' inmigrante y de piloto, situándolo en diferentes situaciones pidiendo ayuda. Fue curioso que el mismo actor de El Traje realizaba esta cámara oculta.

Saludos, catacrak!!!

Jacobo Rivero dijo...

@Yandrakovic: Me temo que 'los de siempre' no comprenden mucho. Ese es uno de los problemas, normalmente hay poca originalidad en personas elegidas en función de no se sabe muy bien qué criterios.

@Santi:Cierto, el ejemplo de la WNBA es evidente. A las que hacen hípica no las ponen en bikini, porque la ropa tiene que ver con el deporte que se practica, y en baloncesto la ropa ancha es comodidad, te lo digo porque yo en los '80 sufrí las estrecheces y era incómodo.

@H: Amén, aunque Cebrián me merece respeto. Cada uno/a puede tener su opinión, pero creo que la decisión tiene que ver más con cuestiones 'comerciales' que con deportivas.

@Javier: También de acuerdo, como le decía a H. Precisamente en el baloncesto femenino habría mucho que hacer para mejorar su proyección.

@sraly:En la comisión de la Mujer de FIBA hay una mayoría de mujeres, aunque el presidente curiosamente es un hombre: Ivan Bodrogvary de Hungría. Seguro que la empresa Tuta esta dirigida por hombres. Ese es uno de los problemas evidentes, la gobernabilidad de las instituciones.

La película es muy recomendable.

Un saludo a todos, y muchas gracias por los comentarios.

MINI MONI dijo...

Mujer objeto, sexismo y machismo total. El perfil del "FIBO"(hombre F.I.B.A.) es el del sexagenario q lo único q le importa es el "traje" como muy bien indica la peli. Es una lastima porq las chicas valen más por todo lo demás. No creo q surta efecto esto. Eso si, lo único q yo haría es hacerlas jugar como antes, con el balón grande, pero eso es otro cantar ahora...Como siempre , muy bueno Jacobo.

karusito83 dijo...

Con todo el respeto, a mí el baloncesto femenino me aburre por 100 cosas antes que por los uniformes. La primera y más importante, la escasez de nivel en comparación con el baloncesto masculino. Pondré un ejemplo que no se ha mencionado aquí.

A mí me gustaba mucho el tenis femenino en tiempos de Mónica Seles, Steffi Graff o Conchita, por mencionar a tres. El grado de perfección en la práctica deportiva tiende a crecer con el tiempo, como consecuencia de por ejemplo la profesionalización o los avances en los métodos de entrenamiento. Sin embargo, el nivel global del tenis femenino ha sufrido una notable involución en la última década, dominado ahora por las musculadas hermanas Williams y una rotación de niñas modelo rusas, todas ellas en la élite mundial pese a notables carencias técnicas. Sus uniformes son más atrevidos y vistosos, sus camisetas más ceñidas y probablemente estén más buenas... Pero a mí el tenis femenino ya no me interesa y no lo veo por la TV.

Deportes dijo...

Queridos amig@s
Nos dirigimos a Ustedes con el afán de dar a conocer nuestra publicación, si es que aún no nos conocen.
Somos campeonas.com, ( http://www.campeonas.com ) un portal español dedicado única y exclusivamente a cubrir noticias de deportistas femeninas españolas.
Desde hace un par de años observamos que la cobertura del deporte femenino era escasa, prácticamente nula, y decidimos entonces incluir un gran número de actividades deportivas en nuestra web.
Contamos con una buena cantidad de secciones e intentamos difundir tanto las disciplinas en las que participan atletas de elite como los eventos disputados en cualquier pequeña población.
El hecho de que una mujer española este participando de cualquier actividad deportiva es suficiente mérito para tener lugar en nuestra web.
No estamos interesados en noticias de prensa rosa u otro tipo de escándalos. No nos interesa la vida privada de la deportista, sino su actividad en la disciplina que practica.
Somos un sitio en constante crecimiento y nuestras fuentes de noticia son variadas. Nos alimentamos de noticias que recogemos en los distintos medios de prensa españoles, comunicados de Federaciones nos hacen llegar, colaboradores y algunas investigaciones propias.
Con el afán de seguir superándonos, solicitamos su colaboración. En este sentido les pedimos que nos hagan llegar a este mail ( prensa@campeonas.com ) cualquier tipo de información que deseen difundir para poder publicada.
Entre todos podemos hacer que campeonas.com crezca aún más y le de a la mujer el lugar que justamente y realmente se merece en lo que a cobertura deportiva se refiere.
Atentamente
Equipo Campeonas

www.campeonas.com