martes, 23 de noviembre de 2010

Las cheerleaders vascas y Steve Urkel.

La semana pasada algunos medios se hacían eco de una notificación del Instituto Vasco de la Mujer (Emakunde), en la que se señalaba que “la presencia exclusiva de mujeres animadoras (cheerleaders) durante los partidos de baloncesto no se ajusta a la realidad ni a las exigencias sociales”.

No es EusKadi, es Kentucky...

Lo que era una sugerencia y una recomendación, que surge después de varias denuncias por parte de algunos aficionados, se publicó en algunos medios de comunicación como una prohibición, una posible multa, o como la obligatoriedad de añadir hombres a los grupos de animadoras.

Emakunde señaló que el espectáculo debe estar dirigido a todo tipo de públicos, y María Silvestre, directora del citado organismo, declaró que la nota informativa es "sólo es una recomendación. No tenemos capacidad sancionadora". En cualquier caso, de los tres equipos vascos en ACB, el Bilbao Basket tiene a un par de chicos en su grupo de animación, el Lagun Aro, uno, y el Baskonia prescindió de las cheerleaders en marzo. Emakunde pide a esos tres conjuntos que «respeten la presencia equilibrada de hombres y mujeres en la oferta cultural que ameniza los partidos, con especial atención a las niñas y niños que acuden como público para que tengan espectáculos apropiados a su edad y puedan divertirse teniendo siempre presente que las animaciones destinadas a este público han de procurar educarles y motivarles en valores como puede ser el respeto a la igualdad de género». Algo que no me parece tan descabellado, aunque para otra gente es "producto de la inquisición".

Precisamente Josean Querejeta, presidente del Baskonia, en una columna publicada en el diario El País antes del partido contra Serbia del pasado Mundial de Turquía señalaba –en un excelente artículo y al final del mismo- que “la polémica sobre la actuación o no de las cheerleaders en algunos partidos nos tiene que hacer reflexionar. El baloncesto es deporte y es espectáculo. Es espectáculo por el juego y lo que se desarrolla alrededor. Debemos innovar, marcar diferencias con otros deportes e incorporar, además de coreografías, música y concursos, otro tipo de referencias. Pero sobre todo calidad. Calidad dentro y fuera”.

Las New York Liberty, de la WNBA, en sus partidos en el Madison Square Garden, cuentan con un grupo de Harlem que cantan gospel en los tiempos muertos para el deleite del público, en la Copa del Rey de Bilbao del año pasado un numeroso grupo coral también hizo una actuación impresionante durante un descanso, y en equipos como el Estudiantes -que nunca ha tenido cheerleaders- o el Joventut son los jugadores, y jugadoras en el caso del Estu, de cantera los que muestran sus habilidades cuando el partido se detiene. Además hay tiempo para concursos, promociones, y otras variedades. Por supuesto también para bailes, danzas, actuaciones musicales, o coreografías. Ocurre que el concepto de cheerleader patrio es bastante hortera, poco original, y de nula tradición en nuestro baloncesto. Sugerir que además da una imagen poco ajustada del papel de la mujer en el deporte, y en la sociedad, me parece una obviedad.

PD1: En el planeta USA el mundo de las cheerleaders tiene una historia propia. Desde el colegio, la Universidad o las franquicias NBA. Si bien no es algo que me guste, y que me parece igual de chorra que aquí, el contexto y la tradición es diferente. Sólo hay que ver a Steve Urkel...



PD2: El Estudiantes ha ganado hoy en la Eurocup en la visita al Chorale Roanne (89-93). Quinta victoria consecutiva de los de Luis Casimiro y paso importante en la competición europea. Un motivo suficiente para echarse unos bailes.

15 comentarios:

profesorguapito dijo...

Tío, que es EMAKUNDE no ekamunde.
Besos

sraly dijo...

Gran reflexión, again.

Como hombre, no voy a decir que las cheerleaders motivan a la vista, pero me parece una costumbre algo 'viejuna' y 'machista' que reside en el baloncesto como algo normal, como si fuera una tradición indeleble al básket. Hay que cambiar estas visiones arcaicas porque además aburren, pero la paridad por leches en ocasiones chirria, simplemente habría que ampliar el abanico de espectáculos, como comentas.

Eso sí, ¿Qué va a ser de las pelis para teenagers de los USA? ¿No habrá pique entre cheerleaders? ¿O será al revés, la quaterback del equipo femenino le meterá mano al cheers lustroso?

Lo de Urkel, un regalo para la vista, jeje.

Jacobo Rivero dijo...

@profesorguapito: Amigo donostiarra, ya lo he cambiado :-) Perdón por el error.

@sraly: Sinceramente en el basket FIBA me chirria algo que es ajeno a nuestra cultura deportiva. Cuando veo a las Red Fox me parece estar viendo escenas de la película 'Promesas del Este', en plan mafia rusa, y los comentarios de periodistas suelen ser lamentables. Y cuando veo los reportajes de MARCA sobre las cheerleaders de los Lakers me parece bastante patético.

Entiendo que en los high school y en el deporte universitario yankee tenga presencia -y por tanto seguiremos con las películas :-)- al tener una tradición muy arraigada en la cultura yankee, pero en el baloncesto profresional...

Lo de Urkel es genial.

Un saludo, y gracias por los comentarios.

Mo Sweat dijo...

Ciertamente lo de las cheerleaders en el baloncesto universitario y en high school tiene otras connotaciones... van uniformadas con los colores del equipo, sólo cantan cosas que hablan de su equipo (no bailan el último tema de Shakira como aquí...) y se dedican claramente a animar a su equipo; aquí es otra cosa, simplemente es como un pequeño entretenimiento para el espectador y se dedican a bailar lo último de Lady Ga Ga u otras cosas por el estilo... nada que ver.

Por cierto, ¡¡que dominio de balón que tenía el jodio de Jaleel White!!.

Saludos.

costalgaraldals dijo...

Creo que Mo acierta, al comparar filosofias hacia las cheerleaders.
A mi me parece bien, que se incluyan hombres entre los grupos de animación ... seguiran sin enfocarlos en los tiempos muertos, solo dan repeticiones y charlas del entrenador ... enfocan a las cheereaders 2 o 3 segundos .. a lo máximo.

Óscar Gaspar dijo...

Hace unos días estuve hablando con unos amigos de este mismo tema. El espectáculo y la filosofía que hay en EEUU sobre la animación y las cheerleadres está a años luz del que tenemos en España.

Hace años que me dí cuenta de la diferencia bestial comparando los partidos de CAI Zaragoza, que son a los que asisto, con los que veo de NBA o el Barça-Lakers en el que estuve in situ. Y no porque en Zaragoza lo hagan mal, que lo hacen bastante bien y hay una campeona del mundo de aeróbic, sino por lo que ha comentado Mo Sweat.

Aquí se baila con coreografías y música de moda los tiempos muertos para que sea más ameno para el público, en vez de animar y tratar letras que tengan que ver con tu equipo o historia. Así habría mas compromiso. Ese es el gran problema.

Lo que si que me gusta es que en los descansos juegan los diversos colegios/escuelas de Zaragoza en la pista central, si bien deberían ponerles unas canastas auxiliares porque a 3.05 no llegan.

Otra cosa es igualar el número de chicos/as cosa que me da exactamente igual. ¿Qué hay que poner también chicos? Pues que los pongan, aquí hace años estaban los "breakers" que lo hacían bien pero animar al equipo 0.

En cuanto a la ropa en algunos sitios parece que visten a las chicas un poco ... Más que poner chicos con pompones, cosa que no me imagino y no haría, si que los pondría en plan acróbatas o que eleven con los brazos a las chicas como hacen en la NBA. Tampoco queremos que sea el circo, un punto intermedio.

Así que creo que el animar y hacer afición no está reñido con el sexo y si habría que hacer algo en que las chicas no fueran tanto "mujeres objetos" porque se anima igual o más con camiseta ancha de cuello alto que con un escote y botas altas.

Un saludo.

Jacobo Rivero dijo...

@Mo: Tienes toda la razón del mundo, por eso el vídeo de Steve Urkel es tan significativo, porque muestra exactamente eso que dices. Y, si, White es impresionante con el balón :-)

@costalgaraldals: A mí me parece que como dice Querejeta lo importante es que tenga calidad y sea original. Algo que por aquí no se trabaja mucho.

@Óscar Gaspar: Amén al 100% con lo que comentas.El post no es a favor de que metan chicos, que me parece muy bien, sino que -en general- me parece bastante ridículo el concepto cheerleaders que tenemos por aquí, que es una mala imitación y perpetuación de estereotipos.

Creo que fue la señora de Audie Norris la que comenzó con el tema de las cheerleaders en el Barça y en nuestro baloncesto hace ya unos años, y el modelo no termina de funcionar.

En la NBA por ejemplo las NYK City Dancers hacen trabajos para NBA Cares y es una escuela de baile, sin llegar a convencerme en exceso parece que tiene más valor que ser un florero.

Me comentaba una compañera del mundo twitter que no le gustaba cuando dije que era hortera el asunto. Como la he contestado me parece 'hortera' cómo se planifica su intervención en los partidos, pero tengo máximo respeto a las chicas que bailan y al trabajo que hacen.

Un saludo, y muchas gracias por los comentarios que elevan en mucho el nivel de los post.

Santi dijo...

me parece, como la mayoría de las genialidades del feminismo institucional (que quede bien claro lo de institucioanl), una chorrada como un piano, partiendo de la base de que lo principal de ese espectáculo que tanta gente mueve son HOMBRES jugando. También hay partidos de mujeres, pero va mucha menos gente. Lo demás son complementos. Lo que hay que hacer, y más desde las instituciones tan preocupadas ellas siempre, es fomentar que niños y niñas puedan acceder al basket en igualdad de condiciones.

Jacobo Rivero dijo...

@Santi: Lamento estar en desacuerdo contigo. No creo que exista un "feminismo institucional", el feminismo es una cosa y lo institucional otra. Existen políticas de igualdad, mejores o peores.

No creo tampoco que "lo principal de ese espectáculo que tanta gente mueve son HOMBRES jugando". Creo que la base son los espectadores/as y los que practican el deporte, y en eso las chicas tienen mucho que decir en este país, donde las cifras de fichas de chicas jugando al baloncesto es impresionante y en significativo crecimiento.

Vale, el escaparate principal es el baloncesto masculino profesional pero eso no significa que haya que poner Cheerleaders ecuación que equilibra una balanza. Al contrario desde las administraciones a veces hay que advertir que el espectáculo tiene que tener un sentido de responsabilidad social. Igual que está prohibido lanzar enanos en un circo, o se controla la proyección de anuncios en la televisión de carácter claramente sexista (que los hay y muchos).

Eso si, en fomentar la práctica deportiva para niños y niñas en igualdad de condiciones estoy de acuerdo que se hace muy poco.

Un saludo, y gracias por el comentario.

sraly dijo...

Mo, tienes toda la razón. En el high scholl y college americano hay una tradición diferente en cuanto a 'animadoras', nada que ver con el espectáculo de la NBA o, mucho peor, en el básket FIBA. Creo que hasta en USA está considerado como un deporte y tienen sus competiciones (eso lo he visto en alguna peli bodrio de Disney).

En general, creo que la 'animación' en los partidos de España es baja o nula y no incita al espectador a volcarse con el equipo. En Málaga, por ejemplo, han comprado este año un marcador del tipo NBA y lo tienen totalmente desaprovechado: solo cuatro repeticiones, las estadísticas muy simples y lo único novedoso es el momento 'beso'.

En Zaragoza, en tiempos del CBZ, recuerodo que hasta ficharon a una cheer americana para organizar el primer grupo de animadoras y que en los partidos del Banco Zaragoza había chicos!!!. Ahora, en el CAI la animación apenas ha cambiado desde que comenzó el equipo (los brakers siguen dentro de Link), por lo que me pregunto si a alguien le importa algo que pasa en los tiempos muertos y descansos. Hay muy poca imaginación y ganas de innovar. Hagamos lo de siempre y ya está.

karusito83 dijo...

Si dirigiese un club de baloncesto, ese no tendría cheerleaders ni animadora/es. No me gusta, ni en la NBA, ni en la NCAA ni en la ACB... Prefiero a los saltimbamquis, los concursos y las mascotas. Aunque, en general, seguiría durmiendo bien por las noches. Eso sí, no creo que el evento privado que es un partido de baloncesto entre dos clubes de baloncesto privados en una competición privada tenga que atender a instrucciones gubernamentales sobre igualdad. Especialmente cuando es la propia distribución del aforo la que marca la desigualdad. En los estadios de baloncesto a los que asisto, la media de mujeres no supera el 15%.

Anónimo dijo...

Hola Sputnik. SOy nuevo en el blog. Un merengue, para más señas jeje.
Me parece interesante el tema de las cheerleaders. Que animan los partidos? Pues, al menos en la Caja Mágica, sí. Q es un poco casposo y machista?? Seguramente. Que podían meter hombres en el roster?? Puede que sí.
Pero que venga un organismo público "recomendándonos" lo que se debe hacer. POR ESO NO PASO. Si las quitan o meten hombres, que sea por una decisión consensuada de socios y club, pero no por lo que diga el "Instituto de la Mujer". FALTARÍA MÁS!!! Por favor, más educación y menos intromisiones en la vida privada de la gente. Esa no es la manera.
Un saludo y felicidades por el blog!!!

Jacobo Rivero dijo...

@sraly: Lo de los marcadores da para otro post. En Vistalegre tenemos uno que directamente no se ve. Por lo que cuentan es la hostia, pero con la iluminación del pabellón es imposible visualizarlo correctamente.

@karusito83: De acuerdo, pero no me parece mal que, como en este caso, la administración haga recomendaciones especialmente si lo hacen después de varias 'denuncias' ciudadanas, que supongo serán de aficionados/as al baloncesto.

@Anónimo: Bienvenido. No eres el único seguidor del Real Madrid que visita este blog :-) Igual que con karusito83 (también merengue y excelente blogger) pienso que la administración debe mantenerse ajena al proceder de las empresas privadas, en este caso las SAD, pero no me parece mal que se hagan sugerencias y recomendaciones puntuales.

Un saludo, y muchas gracias por los comentarios.

Almanzor dijo...

Como llego tarde al debate, no aporto nada nuevo a lo ya dicho. A mí las cheerleaders (ya que las copiamos, llamemoslas como allí) me parece super arcaico y machista. Es como si los clubes te dijeran: "venga machote, ahora disfruta de un poco de carne joven". A nadie le amarga un dulce, pero al menos en TV te interesa más escuchar al señor Messina echar una bronca.

En directo, sinceramente, no me paro a verlas. Aprovecho para levanatrme y estirar las piernas, coger algo de la bolsa, etc. Si me pusieras a algún tipo tocando 20 instrumentos a la vez, los tipicos saltos con cama elástica para machacar, un tipo bailnaod brea-dance (en condiciones), presentando los equipos filiales... lo que sea, siempre de calidad, pues lo miraría.

Como decís, no es cuestión de si son chicas o no, es si lo que ves interesa al público. El estilo universitario, yo creo que inaplicable en España o Europa, está mucho más involucrado con animar al equipo que al público.

Saludos!

Jacobo Rivero dijo...

@Almanzor: Amén.

Un saludo, y gracias por el comentario.