lunes, 22 de noviembre de 2010

Historias del Estudiantes

En Estudiantes, y en muchos otros lugares, se dice mucho eso de “con los jóvenes hay que tener paciencia”, pero no se suele cumplir. Los agobios por los resultados, por el inmediatismo, por la exigencia de una competición como la ACB, fuerza los nervios y pocas veces invitan a la confianza, ni en las oficinas, ni en el banquillo, ni en la grada. Los jugadores lo notan y la presión es una variable que condiciona su juego. Saltan al campo pensando en el qué dirán, y no en qué deben hacer. El propio Carlos Suárez, con Mariano de Pablos en el banquillo colegial, fue víctima de aquella incertidumbre no hace tanto.

Foto: Manon.

Jayson Granger (1989) aterrizó plenamente en la ACB -había jugado unos pocos minutos en la temporada anterior- en la liga 2008/09, en un momento complicado para el Estudiantes. Aquel año compartió la dirección del equipo primero con Vonteego Cummings, y luego -después de cortar a Cummings- con Corey Brewer. El equipo estaba en la misma dinámica perdedora de la temporada anterior, cuando rozó el descenso, y él tuvo que asumir un papel importante en la dirección del equipo. Tras un buen inicio de temporada, donde fue una de las revelaciones del Supermanager, terminó con unos números más discretos (5,8 ptos, 2,8 reb, 2,6 asist.). La temporada pasada, con la llegada de Albert Oliver, Jayson no estuvo fino, trasmitió inseguridad en la dirección de juego, y su rendimiento bajó (3,4 ptos, 1,6 reb, 1,5 asist.).

Jayson, que en su momento fue comparado con el mismísimo Michael Jordan por el diario Marca, ha trabajado mucho para recuperar la confianza del cuerpo técnico. Lo cierto es que Jay este año ha comenzado la temporada con buenos números, trasmitiendo seguiridad, y entrando muy bien en la rotación del equipo. El pasado domingo, como titular por la lesión de Albert, hizo un partido brillante: 5/5 en T2, 1/2 en T3, 5 asistencias y 2 rebotes, para 19 de valoración, en 24:18 min. de juego. El Estudiantes ganó el partido por 92-72.

Alguna gente señala que la entrada de Jaime Fernández en el róster del equipo ACB ha servido para que Jayson espabile. Puede ser, pero también es cierto que el segundo año en un equipo profesional es complicado, que tener un base de la experiencia de Oliver no es igual que tener dos jugadores temporeros al lado, y que es un jugador todavía joven.

En ACB.com publican un artículo sobre partido de Jayson y Jaime. Pero cuidado, porque al segundo le puede ocurrir como al primero. Puede tener altibajos, y si generámos una desmesurada expectativa -como está pasando- olvidarémos la cordura. Ya lo dijo Teresa de Jesús: “la paciencia todo lo alcanza”.

PD1: El domingo por la noche el Estudiantes sub21 jugamos contra el Ensanche de Vallecas, un equipo rocoso con una afición de las que aprieta, incluso en el Magariños. Hicimos un partido muy completo desde una defensa de una intensidad abrumadora, cortando las alas a sus mejores jugadores y dificultando mucho su salida de balón. Si jugamos así será difícil doblegarnos, pero hay que mantener ese nivel también con los equipos de más nivel. Estudiantes 108 Ensanche de Vallecas 53.
(20-11 // 36-17 // 27-17 // 17-8)

PD2: En el artículo de ACB.com sobre Jayson y Jaime mencionan el que escribí yo sobre el segundo y Daniel Clark.

5 comentarios:

kveld dijo...

De unos años a esta parte es difícil ser joven en el Estudiantes, cuando vemos que en otros equipos con menos tradición de cantera cuajan proyectos de jugador mucho más fácilmente.
En esto, mi opinión es que antes que cualquier otro factor, pesan las urgencias, económicas y deportivas en las que últimamente estamos inmersos..obligando al club a vivir al día en cuanto a proyecto deportivo y con un ojo todo el año a los puestos de descenso.

Me alegro por Granger, el año pasado eran mayoría los que querían defenestrarle en mi zona del madrid arena...este año lo mismo terminan pidiendo al club que lo renueve cuanto antes.

sraly dijo...

Recuerdo que hasta yo le hice una entrevista a Granger hace un par de temporadas porque era el jugador más mediático del Estudiantes en ese inicio de temporada. Granger es menos visto que Fernández y sus deficiencias son más visibles, pero es un hombre muy útil ya para un ACB. Ha madurado, pero le queda muchísimo recorrido. Creo que la ilusión que tiene el Estu en creer en su espíritu, en convencerse que su modelo de cantera es posible en un mundo mercantilizado, obliga a estos chicos a dar resultados demasiado rápido. A Suárez le pasó y muchas fueron las críticas (recuerdo a muchos amigos diciendo que lo mejor que le podía pasar es salir de Estu). Paciencia, my friend, paciencia (pero no es fácil)

costalgaraldals dijo...

Mejor tener ese espiritu que no el del talonario. Paciencia se tiene si se gana o no se baja, condenar a un equipo a canviar algo que siempre a funcionado, por el mero hecho de no "ser rentable" ...es una pena.
¿Negocio o deporte?

Almanzor dijo...

Hoy venía un artículo sobre Jaime en El Mundo, pero no lo he podido leer, a ver si lo pillo.

A Jaime no lo he visto jugar, pero sí a Granger, y estoy de acuerdo en que es un jugador de nivel medio alto de la ACB en un par de años, siempre que siga evolucionando y que no tenga ninguna competencia real por minutos en el Estu (¿base americano jugón? ¿Jaime Fernández?).

Yo creo que en un club donde se trabaja tanto en la cantera y que además atraviesa problemas económicos, lo cual te obliga a ser vendedor, es obvio que haya prisas porque los chavales desarrollen rápido. Los buenos se van y el público necesita una nueva referencia rápidamente. El que tarda un poco más o no cumple las expectativas, acaba saliendo y puede empezar a brillar de manera tardía (¿Beirán?).

Saludos

Jacobo Rivero dijo...

kveld: Totalmente de acuerdo contigo. Hace años la rotación de cualquier equipo ACB era de seis/siete jugadores. Los Antúnez o Azofra (por citar bases) tenían más tiempo para ir acoplandose a la responsabilidad de la competición y su llegada al primer equipo era mucho más pausada. Ahora vivimos con la prisas, con los miedos, y con la soga de los resultados.

@sraly: Granger tiene cualidades para ser un base importante en la ACB, pero no tiene esa personalidad desvordante de un jugón, necesita confianza. Y ahora la está recuperando.

@costalgaraldals: Primero deporte y luego negocio. Lo primero, si se gestiona bien, da resultados también económicos.

@Almanzor: A la larga tener al lado a un base como Oliver le vendrá muy bien a Jayson, a la vez tener a alguien que viene por debajo apretando -como Jaime-también. Todo eso es parte de la formación de un jugador, del proceso de madurez, y de ir creándose su propia personalidad, en el juego y en la liga.

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.