sábado, 18 de septiembre de 2010

La tormenta de Seatle...

El jueves pasado se disputó el último partido de la final de la WNBA entre las Seatle Storm y las Atlanta Dream. Un acontecimiento que reunió -en el tercer encuentro de la serie celebrado en el Philips Arena de Atlanta- a 10.522 espectadores. Seatle logró llevarse un título que ya consiguió en 2004.

El equipo que lidera la genial Sue Bird, las Seatle Storm, ha estado intratable en los play off por el título, y no han perdido ni un sólo partido de los disputados. Mérito de un combinado que cuenta en su plantilla, además de con Bird, con la alero Swin Cash, y con la que sería elegida MVP de la final, Lauren Jackson. Nacida en Australia, Jackson es probablemente una de las pivots más determinantes y completas del panorama internacional.




Tanto Swin Cash (Pittsburg, 1979) como Sue Bird (Long Island, Nueva York, 1980) jugaron en la incontestable UCON (Universidad de Connecticut) factoría de grandes jugadoras y dominadora del campeonato universitario femenino. Tras la victoria Cash -que logró en el último partido 18 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias- agradeció el esfuerzo de todas las jugadores y “el trabajo desinteresado en beneficio del equipo”. Mientras, la neoyorquina Bird señaló que “ganar campeonatos es un sentimiento increíble. Me alegro de que yo lo sienta, me alegro por mis entrenadores y compañeras de equipo que lo sienten. Voy a sonreír durante mucho tiempo”.

El acierto de la organización de la WNBA es inapelable, dependiente de la poderosa estructura de la NBA ha logrado encontrar acomodo en el calendario deportivo estadounidense. La competición, que comienza en Mayo y finaliza en Septiembre, ha sabido atraer a su propio público con una gestión muy inteligente tanto del potencial de sus jugadoras, como de la venta de un producto -en el sentido de espectáculo y entretenimiento- impresionante.

La WNBA es compatible con las ligas de baloncesto femenino profesional del resto del mundo. Y muchas de sus jugadores están presenten en las grandes competiciones de Europa. Por cierto, por si hay alguien que todavía no lo sabe, el BBVA ha entrado en la financiación de la WNBA -y se puede ver su logo en las camisetas de los equipos- tras el acuerdo que suscrito con David Strern por el que el banco de Vizcaya invertirá 15,4 millones de euros en patrocinar la NBA y sus ligas asociadas.[¿No había crísis en España?]

Volviendo a las finals, en el equipo de Atlanta Dreams ha jugado Sancho Lyttle, jugadora del Perfumerias Avenida de Salamanca, nacionalizada española en Junio por el Consejo de Ministros por procedimiento de urgencia, y que estará en el Mundial que comienza el 23 de septiembre en la República Checa. Una cita en la que su presencia -12,8 puntos y 9,9 rebotes por partido en la WNBA- puede elevar mucho el nivel de un equipo, en el que su puesto (pivot) era una carencia de la selección en los campeonatos internacionales.

Sancho Lyttle con Atlanta Dream y BBVA en la camiseta...

La FEB no ha tardado en etiquetar al equipo que dirige José Ignacio Hernández como “la WÑBA”. Herido por las críticas a la marca tras el Mundial masculino de Turquía, la respuesta es ser más cañí que nunca.

Por cierto, en el Philips Arena estuvieron algunos jugadores de Atlanta Hawks, como Joe Johnson, el dominicano Al Horford, Marvin Williams, Jeff Teague y Jordan Crawford. También estuvieron presentes para animar a las Dream, John Abraham, de los Falcons de Atlanta de la NFL, y el ex entrenador en jefe del mismo equipo, Dan Reeves. En unas semanas las campeonas visitaran La Casa Blanca, para verse con Obama. Una lástima que no sean cosas como esta lo que copiemos de allí.

PD: Para seguir todo el baloncesto femenino hay tres blogs imprescindibles: Loc@s x el baloncesto femenino; Minuto 41; y Girls can jump. En twitter se puede seguir también a sus responsables que, por cierto, hacen un trabajo magnífico: LuisJa, Sandra Nuñez, y Carmen.

5 comentarios:

sraly dijo...

Añade a los enlaces de interés de interés de baloncesto femenino la sección de la web zonadostres, que realiza Dani Monserrat, un trabajador incansable!!!

Almanzor dijo...

Este verano, para variar, también me he perdido la WNBA, una competición que me encanta. Tiene mucho mérito que esta Liga lleve más de 10 años y aún no se resiente en exceso de la competencia del resto de Ligas mayores.

Seattle tiene un equipazo y con sus mejores jugadores en la cúspide de sus carreras.

Saludos!

Almanzor dijo...

Por cierto, lo de la WÑBA es más lamentable aún si cabe.

Y ya apunto esos blogs para subirlos a mi blogroll.

Jacobo Rivero dijo...

@ sraly: Lo apunto y lo añadiré. Además tengo que renovar mi blog roll y toda la columna de la derecha, que tengo un montón de direcciones pendientes de añadir.

@ Almanzor: La WNBA es una competición alucinante. Por cierto que la línea de tres puntos está a 6'25 (aquí a partir de éste año la Liga Femenina la tendrá a 6'75 como la ACB...).

Yo digo que el baloncesto femenino es igual de bueno, y a veces mejor, que el masculino. Como decía la promo Basketball is Basketball.

Lo de la WÑBA es seguir alimentando 'la caspa nacional'. Además de una desafortunada promoción que resta personalidad a la selección de basket femenina.

Un saludo, y gracias por los comentarios.

costalgaraldals dijo...

Lunes, SEATTLE campeón ¡¡¡ Es agradable, empezar una semana así .... ojalá el martes, tubieramos equipo en la NBA ....