jueves, 9 de septiembre de 2010

Éxitos y fracasos.

Lo siento no es lo mismo el fallo de Nocioni que el triplazo de Teodosic. Del éxito al fracaso no se puede pasar, sólo, porque el balón entre en la canasta o se salga. Hay otros factores que para algunos, pocos quizá, son también importantes.



Mundial de Japón 2006 una selección con algunos nombres cuestionables, con un entrenador nuevo, y con un Pau Gasol que brillaba en un equipo muy mediocre de la NBA, firman una serie impresionante: +16 frente a Nueva Zelanda; +44 frente a Panamá; +21 frente a Alemania; +10 frente Angola; +49 frente a Japón; +12 frente a Serbia; +22 frente a Lituania...

Luego llegó el partido frente a Argentina, la victoria por un punto con el fallo de Nocioni (rescatado cuatro años después para justificar la derrota frente a la Serbia de Ivkovic) y la victoria en la final, contra Grecia, por 25 puntos.

Al día siguiente aterrizó en Madrid el “¡BA-LON-CES-TO!” ante una masa entregada y desconocida hasta entonces (cuando el fútbol todavía vivía en la era de Raúl, los penaltis fallados, y las lágrimas de cuartos). Un año después llegó el Eurobasket de Madrid. En el último suspiro Holden nos condenó a la medalla de plata. Gasol tuvo en sus manos un tiro que podría haber multiplicado el marketing y las fotos con alcaldes, concejales, y presidentes de diputación de la península ibérica. No lo consiguió.

El discurso humanista de Pepu empezó a chirriar, no sintonizaba con otras políticas más galácticas, ni con los "patrocinadores oficiales". Se habló, y vuelve a la luz, el informe en “medio folio de word”, cuando lo que molestaba era tener más disposición por visitar canchas que por inclinarse en despachos.

Hace unos días me enteré, por medio de twitter y escrito por Jesús Sánchez (periodista de MARCA) que la plata del Eurobasket "es una CAGADA”, y que “fue un fracaso absoluto y total”. Para el mismo periodista lo que hace unos días fue una “cagada” es hoy, en éste último Mundial en que se defendía título, “pura competición. A veces ganas y a veces pierdes”. Una lógica aplastante, donde dije digo, digo Diego. Si una medalla de plata frenta a una Rusia con Holden, Kirilenko, y Viktor Khryapa es un "fracaso" es que yo juego en otras ligas (que también).

No me va el rollo de satanizar a nadie, pero sí que me atrevo a criticar un modelo. Si la proclama “¡BA-LON-CES-TO!” me parecía genial para expresar muchas cosas relacionadas con el deporte de la canasta, y reclamar una nueva sensibilidad alrededor de un equipo singular, la identidad “somos la Ñ” me ha parecido lo opuesto, la exaltación de una identidad arrogante. Lo expresaba perfectamente el técnico del Gran Canaria Pedro Martínez, también por twitter, “si perder hoy contra Serbia es el final del rollito ÑBA me parecerá una derrota provechosa...”

¿Qué supuso Japón? Entre otras cuestiones, una forma radicalmente distinta de entender el juego de equipo (todos van para aportar), de pensar en el colectivo, o de trasmitir la imagen de la victoria. No es poco. Hoy parece olvidado lo que supuso aquello, y el contexto en que se produjo aquella victoria, con una generación de jugadores impresionantes.



No pertenezco al grupo de los nostálgicos de Pepu (ni de Ceausescu), ni estoy abonando al club de enemigos de Sergio Scariolo -por más que no sintonice ni con su estilo ni con sus métodos-, ni me alegro por la derrota frente a Serbia, aunque alguno sugiera lo contrario. Ocurre que me supera la permanente victoria del falsete frente al directo, del merchandaising y el club de negocios frente al mérito deportivo y/o laboral. Y tampoco creo que, como dijo Garbajosa en el momento de la destitución del entonces su entrenador, la Federación ''está por encima de jugadores y entrenadores''. Personas, métodos, y valores importan mucho.

Luego vino Aíto, la incompatibilidad con el cargo cuál anuncio de MediaMark, el mate de Rudy, la línea descendente de sensaciones, la explosión desmesurada de la marca 'ÑBA' (sin atender a casos como el de EsloveÑBAia con mucho más mérito), los partidos amistosos a lo Juan Palomo, y, finalmente el triple de Teodosic.

Es complicado esperar lecturas positivas de lo ocurrido en Turquía con la selección, o cambios en las políticas para pensar más en la formación (a todos los nivéles) de un país en el que todavía muchos desconocen el reglamento de éste deporte. Ni siquiera parece posible que se pueda cumplir el deseo de Pedro Martínez. Desmontar una imagen tan encumbrada es de una complejidad enorme. La renuncia a la humildad es lo que tiene.

Más fácil es refugiarse en la suerte del genial base de Olympicacos, y en las ausencias de Calderón y Pau. Para que no cambie nada.

12 comentarios:

Guillermo dijo...

Aunuqe no comparto todo el artículo (soy de los que piensa que sólo es un tiro), me gustan bastantes de tus reflexiones y las comparto, sobre todo en lo que te refieres a la humildad.
Recién descubierto twitter, me sorprendió enormemente el rollo que definí como entorno (o entrono) mediático-marca-twitter con un desmesurado buenrollismo-optimista-peloteo-mirarmeelombligo, de buena parte de los periodistas que siguen a la selección. Me preguntaba si son capaces de decirse muchas de esas cosas en público, como será el trato en privado con dirigentes (e imagino que con jugadores) ¿es el entorno perfecto para ser humildes?
Lo mismo que algunos buscadores de "noticias" (y de pasar cuentas pendientes) hablando de autogestión, que desconociendo el interior de la selección, inciden en esa ruptura del valor grupo del que hablas.
Entiendo perfectamente lo que valoras como fracaso, lo que se ha perdido y que no tiene nada que ver con el resultado deportivo y más bien con parecernos al fútbol (y no por el hecho de no pasar de cuartos) en un momento además de que el fútbol se parece un poco más al baloncesto (tampoco por ganar títulos). Y por eso mismo sí digo que sólo es un tiro, porque aún habiendo sido campeones, ese fracaso seguiría existiendo, igual que si en Japón entra el de Nocioni, el éxito es el mismo.
Y además porque me parece injusto (y ventajista con el resultado en la mano) el trato que se está dando por mucha gente a cuerpo técnico y jugadores. Peinarse con gomina no puede ser un criterio para que no guste un entrenador, cuando además esa gomina (como le pasaba a Pat Riley) esconde la cantidad de horas de trabajo y del papel que juega en la promoción y en la formación sobre nuestro deporte (no sólo a entrendores sino al público en general) que Scariolo dedica. Lo mismo que criticar a Garbajosa por tener 32 años (una edad maravillosa por cierto, que aún me siento muy joven jeje), cuando ha sido el jugador español más regular de todo el Mundial.
Espero que me pasen durante esta noche el contacto de W.Lucena, en cuanto lo tenga te escribo al mail.
Un abrazo

MINI MONI dijo...

"de un país en el que todavía muchos desconocen el reglamento de éste deporte".Si no miramos esto para nuestros "papis" , mal asunto...no olvidemos las grandes aportaciones a cambio de algo tan importante como entenderse todos. Y ,a día de hoy, sobre reglamento sabemos muy poco , pero muy poco. Y hasta me incluyo por tanto cambio de reglas(este año hay más y espero enterarme bien en un stage el domingo de referees)...unos cambios q conducen al fracaso de este deporte en España. Y esto lo digo muy serio y ya lo explicare muy confidencialmente. Tu artículo Jacobo tiene de todo como para hacer aquí una valoración. Cuando quiras nos ponemos con algo valioso como ese manual. Yo no olvido...ya sabes...un abrazo.

Jacobo Rivero dijo...

@ Guillermo: Estoy de acuerdo. Me resulta sorprendente la falta de criterio propio de periodistas y comentaristas 'especializados'. El leer como un periodista llama "jefe" a J.L. Sáenz -presidente de la FEB- en un artículo. Tengo la sensación que hasta que no leí la columna de Josean Querejeta en El País el día del partido no había leído nada decente en los grandes medios (al contrario que en los blogs).

Tienes razón que no se puede criticar a Scariolo por usar gomina (y confieso arrepentido que yo soy culpable de hacerlo). Es estúpido. Admito, es evidente, que es un gran entrenador, con un palmarés impresionante, y del que he tenido la suerte de aprender y rescatar cosas en algunos clinics que ha impartido. Además me consta que hace una labor importante desde su Fundación, y eso merece un respeto.

Pero no me convence su método ni su criterio. Y lo digo con toda humildad (y consciente de que él sabe mucho más de ésto que yo). Llevar a un jugador como San Emeterio (y en menor medida Claver) para no usarlo me parece un 'sinsentido', no produce nada. La selección no es un premio, a ciertas edades y con ciertos rangos, para lucir en un banquillo. Eso puedo servir para un jugador muy joven y con mucha proyección, pero no para un tipo determinante en su club. Aún así no me gusta éste tipo de políticas, si llevas 12 jugadores hay que pensar en usarlos todos, aunque sólo sea para hacer como Alvertis en el Panathinaikos.

El problema de Garbajosa no es la edad (yo soy algo mayor y sigo en plena forma:-)). Es su trabajo a lo largo del año en el Real Madrid, y sus limitaciones para defender a jugadores mucho más rápidos que él. No es una cuestión menor. Turquía 2010 es un campeonato de jugadores muy jóvenes, y en ciertos puestos hace falta mucha más intensidad en la defensa que la mostrada hasta ahora.

Esto no significa llevar a la guillotina a Garba. Sólo que ha sido un puesto en que, a pesar de sus buenos números, hemos notado mucho el bajón. Cierto que ahí, en ese puesto, también se ha echado mucho en falta a Carlos Jiménez.

En conclusión yo pido una reflexión colectiva, sin acusar a nadie, para retomar de una forma sensata un patrimonio acumulado después de aquél éxito de Japón. Si lo hacemos, aunque ya quizá sea tarde y pocos tengan interes en hacerlo, de forma tranquila y sin alardes, será mucho mejor para todos, pero especialmente para la proyección del baloncesto.

Por cierto Guillermo, me gusta mucho los parecidos razonables que señalas entre el fútbol y el baloncesto.

Gracias por todo, un abrazo.

Mo Sweat dijo...

Totalmente de acuerdo... BA-LON-CES-TO por encima de ÑBA (incluidos pseudo-Rileys, je, je, je, je...).

Sobre tu comentario: "El discurso humanista de Pepu empezó a chirriar, no sintonizaba con otras políticas más galácticas, ni con los "patrocinadores oficiales". Se habló, y vuelve a la luz, el informe en “medio folio de word”, cuando lo que molestaba era tener más disposición por visitar canchas que por inclinarse en despachos."

Sólo puedo decir que es la pura verdad, que es la mierda que tenemos que tragar muchos a menudo en este puto país... siempre es más importante visitar los despachos adecuados en los momentos precisos que dedicarte a hacer tu trabajo bien... es una pena.

Ojalá que algún día volviera Pepu al banquillo de la selección, aunque sea muy difícil... pero quién sabe, la vida da muchas vueltas...

Saludos.

costalgaraldals dijo...

Dices: " Es dificil esperar lecturas positivas, despues de Turkia ..."
Yo tengo una: ¡¡ Igual, Sergio Scarroyo dimite ¡¡¡¡¡
Creo que es el MAXIMO responsable, del papel mostrado en el Mundobasket. Por eso tendría que dimitir ... "como lo hizo, en su día Luis Aragonés"

Charlie9908 dijo...

De acuerdo en casi todo lo que comentas. Y sobretodo en la parte que toca a la marca ÑBA, demuestra una actitud arrogante semajante al Madrid de los "galácticos, y añade además un plus de responsabilidad a los jugadores. Parece ser más importante vender camisetas y cuentas de ahorro, que el BA-LON-CES-TO. Se pierde además la oportunidad de aprovechar el tirón para crear afición de verdad, afición de la que continuará viendo los partidos de España, aunque sean por el quinto puesto.

Se han producido muchos errores en la gestión del éxito, aunque era inevitable que éste no se perpetuara en el tiempo. Ni Pepu es Dios, ni Scariolo el diablo. Gasol es humano, pero casi divino, un regalo de los dioses que nos cayó en suerte . Sin él somos también un equipo, un buen equipo, pero esta vez salió cruz porque, el balón naranja es el que manda.

Un saludo grande y enhorabuena por el encuentro blogger-basket.

Almanzor dijo...

Parece mentira que sea desde los blogs donde escribimos aficionados desde donde se esté diciendo la verdad de lo que ha pasado en Turquía. Más o menos coincidimos en lo mismo, se ha perdido la humildad y lo que se plantó en Japón. No culpo del todoa Scariolo, un entrenador que ha hecho mucho con su estilo cuadriculado y poco dado a saltarse lo estipulado en su cabeza, sino más bien al pensamiento popular de que estamos por encima del resto de selecciones. Que periodistas (sobretodo del Marca) alarden de ser amigos del presidente de la FEB, de jugadores o de Scariolo habla muy mal de la información que puedan dar sobre el tema, pues siempre están protegiéndolos y aquí no ha pasado nada. Que si el triple de Nocioni y el de Teodosic, que es suerte... Una manera absurda de intentar tapar que este Mundial ha tenido muchas lagunas, desde la selección de jugadores hasta la preparación. No es sólo un triple, son muchas cosas más.

Saludos!!

profesorguapito dijo...

Muy de acuerdo en lo que dices. Sólo echo en falta una puntualización y es que todo ese mamoneo ha podido tambien afectar a los jugadores. Es normal acomodarse cuando lo has ganado todo. Y más aún cuando el mundo que te rodea te hace la rosca. Y creo que algo de eso tambien ha habido.
Saludos

Jose Gallego Leal dijo...

Ya lo dijo Sasha Djordjevic en uno de los partidos que co-retransmitió para MarcaTV - fue un zas en toda la boca a los periodistas españoles. Que todo ese rollo de la "ÑBA" era puro marketing, que como broma incluso estaba bien, pero que en realidad todas esas historias lo único que hacían eran dinamitar lo que había hecho grande a este equipo. ¡Cuanta razón llevaba! Yo ya empecé a dudar cuando vi a Rudy con mechas (perdón por la coña :P).

Jacobo Rivero dijo...

Me quedo con lo que me dice Pedro Martínez, entrenador del Caja Canarias de ACB, por twitter:
"Felicidades x articulo. Muy de acuerdo aunque políticamente incorrecto, pero q mas da. Preferimos estar en este lado".

Un saludo, y muchas gracias a todos por los comentarios.

Javier Díaz Carballeira dijo...

Que delicia de artículo, sin miedo, sin amargura y con mucha reflexión. Que gran momento para el deporte de este pais el BA-LON-CES-TO de Pepu aquella noche (no soy de muchas manifestaciones colectivas para idolatrar deportistas pero, en aquel momento, estuve allí, lo conseguido, ganar con valores, fue algo muy, muy grande).

Tampoco me parece tan malo lo de ÑBA, ha sido puro marketing pero al menos se ha conseguido que se hable de baloncesto. Hubo un momento que confluyeron humildad y ÑBA. No analizo las derrotas y el fracaso por el tiro de Teodosic, pero sí lo analizo porque, del 2006 al 2010 hemos perdido el 60% del quinteto titular: Pau, Calderón y el insustituible-de-por-vida Jiménez. Eso si es un motivo para empezar a explicar las cosas.

Los equipos son irrepetibles, el europeo de Pepu, mismo equipo, mismo entrenador, mismo todo, no creó la química del 2006, que fue algo casi místico, pocha incluida.

Al margen de la pérdida del 60% del quinteto otra clave es que se ha perdido la humildad (aficionados, periodistas y jugadores) y, por tanto, se ha perdido la defensa.

Un abrazo

sraly dijo...

Una cosa es informar u otra vender periódico. El periodismo en general y el deportivo bochornosamente se dedican más a lo segundo que a lo primero. La tristeza es que una entidad deportiva pretenda vender el negocio, estrujar la gallina de los huevos de oro, y obviar otros conceptos del, digamos, 'espititu olimpico' (otra marca vende peluches, pero bueno, entendible), del deporte. He ahí uno de los problemas que bien enuncias.

Técnicamente, como ya he expresado, creo que el fallo de esta selección ha sido variado, pero en concreto, la no presencia de Pau ha supuesto un desequilibrio que Scariolo, para mi una de las mejores opciones como seleccionador (que conste) en un puesto que necesita más tranquilidad, ha querido compensar con demasiadas ideas propias que han mutado alguno de los principios tácticos y 'filosóficos' que nutrian al grupo. El fallo de una de las piezas fue, como en un puzzle, desquebrajando el total.

Por ultimo, un comentario personal. Como periodista de provincias siempre que intentaba hallar informacion de basket de la capital me encontraba con muy pocas fuentes válidas en los medios oficiales y bastante poco entendidas y muy engreidas. Si a eso le añadimos un componente patriotico, lo que mola codearse con los que juegan en la NBA, el politiqueo e intereses del medio se condensa un mejunge viscoso y maloliente.

Chapeua por la reflexion