viernes, 5 de marzo de 2010

Pepu en el Joventut

Desgraciadamente este año no veremos a Pepu en un banquillo del Madrid Arena, a no ser que nos crucemos con el Joventut en play-off, lo que supondría una ecuación muy improbable. Lo que es seguro es que verle en un banquillo de un equipo que no sea el Estudiantes volverá a ser tan extraño como cuando cogió las riendas de la selección.


Aquella designación resultaba socialmente simpática. Por primera vez dirigía el equipo nacional un tipo que hacia de la humildad su seña de identidad. Recuerdo ver una entrevista que le hacían en Japón, mucho antes de la final, en la que le preguntaban qué era lo que más echaba en falta de España. Pepu dijo: "poder leer El País todos los días". A uno le puede gustar más o menos ese periódico, pero es mejor que tener morriña del MARCA o el Gran Hermano, por poner dos ejemplos de masificación social ibérica. La última vez que le ví fue en la MiniCopa de Bilbao, y llevaba un ejemplar de "el periódico global" bajo el brazo.

Después del éxito de Japón, y antes del europeo de Madrid, le hice una entrevista para Diagonal, entonces decía:

"Dije que íbamos a hablar de baloncesto y lo dije sobre todo en el sentido de la cantidad de valores que puede transmitir este deporte, y creo que es lo que más ha llamado la atención este verano por el trabajo de la selección, por un grupo de jugadores que ha actuado de una forma natural, y yo creo que ha habido algo más que querer ganar. Por eso digo que hay una serie de valores que el deporte del baloncesto puede transmitir, y hablo de todo el baloncesto, no del baloncesto de la selección, sino de todo el baloncesto. Me da la impresión de que hay gente que quiere que compitamos con otro deporte, que es el fútbol, y nosotros no tenemos que competir con nadie, sino estar muy atentos a hacer nuestro trabajo bien. Tenemos la responsabilidad al estar acercándose gente al baloncesto, y hay que hacer que la gente se divierta y vea que es un deporte atractivo, que las chavalas y los chavales que jueguen estén cómodos, bien atendidos, que se sientan bien en este deporte independientemente de hasta dónde lleguen. El baloncesto no se mide única y exclusivamente por audiencias televisivas".

La primera vez que ví a Pepu yo estaba entrenando en La Nevera. Él entonces era el coordinador de cantera en el Estu, creo recordar, y yo un chavalin que empezaba a jugar. Gracias a él, y los entrenadores que tuve (entre otras cosas), ahora soy yo el que entrena a chavales en La Nevera. Y trato de hacer lo que Pepu comentaba.

Le deseo lo mejor en La Penya, y me alegro de que volvamos a contar con un entrenador, y una persona, imprescindible en nuestro baloncesto.

11 comentarios:

Lukkas dijo...

Pepu en la Penya, me muero de ganas de ver cómo va a jugar en un equipo que ultimamente era 'yo la pillo yo la enchufo'. También será curioso ver el rol de Sonseca y Bueno, después de lo que consiguió con Marc Gasol. Un gran fichaje para Badalona, y como dices una buena noticia para el basket español.
Un saludo

Jorge (alerotirador) dijo...

Mucho trabajo tendrá Pepu con los pivotvs verdinegros, porque su bajo rendimiento es lo que ha "matado" a Sito.

Seguro que siguen jugando "alegre". Veremos.

Anónimo dijo...

ya era hora de que se deciera el bueno de Pepu por un banquillo, aunque no se si este sera el mejor por como esta de de viciado este equipo , solo tiran de 3 por todos los sitos se tiran algunos hasta las zapatillas de los de la grada, total que te vaya bonito Pepu

General Espartero dijo...

Qué curioso, las palabras de Pepu venían al pelo del debate que tuvimos sobre la final futbolera.

Un saludo!

Mo Sweat dijo...

Me alegro de volver a ver a Pepu entrenando...

Pirrimarzon dijo...

Supongo que sabrás responderme a esto, Jacobo. Sabes si Pepu había recibido alguna oferta de club o selección en todo este tiempo? Si es que no, me extrañaría. Si es que sí, imagino que esperaba dar el paso definitivo a un equipo que le abriera las puertas a un control exhaustivo de cantera y confección de plantilla. Aquí no se trata de tener "prestigio" (palabra fea que no me cuadra con la filosofía Pepu), sino de tener un proyecto. Por qué ahora? Y por qué la Penya? Y por último, por qué no el Unicaja cuando se habló en su día?

Saludos

Jacobo Rivero dijo...

@ Pirri: Sonó para Málaga, pero sin garantía de tiempo. Se le llamó para dirigir a Francia y a Brasil, pero no le convenció la oferta. Pepu, creo, buscaba un proyecto que pudiera 'armar' él, y que fuera acompañado de una proyección de jugadores del propio club o asociado. Algo muy parecido a la Penya, aunque seguro no le gusta la idea de llegar a entrenar sustituyendo a otro entrenador. Eso no le gusta a nadie, salvo a Katsikaris :-)

Ahora logra parte de lo que comentas, tiempo y cantera donde pescar talentos para el primer equipo. Bases suficientes para elaborar un proyecto y practicar su personal estilo de juego.

Si tenemos algo de memoria sabemos que el estilo de juego de Pepu, especialmente en defensa, es muy particular. Quiero verlo ya en la Penya.

Por cierto que su designación va a unir, todavía más, a la gente del Estu y Joventut.

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.

Marc Calduch dijo...

Hola me gustaria invitarte a ti y a todos los que vean este comentario a http://probasketmanager.foro-activo.es/ un foro donde seras el manager de tu equipo de la Euroliga. Ya sabes apuntate!

Almanzor dijo...

Para mí la figura de Pepu fue el detonante de una nueva forma de ver el baloncesto o incluso otros deportes en España. Después de lo de Japón, entrenar después de la muerte de su padre y aquellas palabras con el colofón de BA-LON-CES-TO, Pepu hizo llegar su forma de vre el baloncesto a mucha gente que desconocia poco este deporte. Ganó una selección más allá de nombres NBA, sino el bueno rollo, la humildad y el trabajo bien hecho. Luego otros han recogido sus frutos, pero él dio forma a lo que se había plantado años antes.

Pepu es un entrenador de baloncesto, de club, de paseos por los partidos de filiales, de ver jugar a chavales de 17 años. Necesitara mucho trabajo en la Penya, pero gente como Franch o Tomàs pueden estar más que contentos.

saludos

MINI MONI dijo...

Mi más sincero pésame para Villacampa. Creí q ya tenía bastante con el caso Ricky Rubio. Vaya añito de la penya...en fin...
De lo q me alegro es q en la penya y en cataluña saben lo q es trabajar y el problema van a ser los tres años firmados a tantos "kilos". No anda sobrado de pasta el Joventut. Si se mete en paly-off chapeau. De todas formas, un entrenador valiente, y todos lo q fichan se suelen incorporar de inmediato incluso sin entrenar, hubiera debutado en Vitoria. Pero la valentía y el porcentaje victorias/derrotas de cara a la historia y al róster hay entrenadores q lo cuentan bastante...en fin!!!...

José Carlos dijo...

Vamos a echar de menos a Pepu, y nos arrepentiremos de no haber hecho algo con nuestro actual entrenador. Ojalá me equivoque.