domingo, 21 de marzo de 2010

El síndrome de Estocolmo, The Ivan Brothers, y el Estu...

Le estaba dando vueltas a cómo hacer una crónica colegial de estos últimos días: el jueves partido aplazado del Cadete E frente a Chamartin; el sábado el femenino se jugaba, prácticamente, la permanencia frente a Canoe; y hoy por la mañana el Estu ACB, contra Fuenlabrada, luchaba por afianzar un puesto para los play off. Los tres partidos como visitantes, los tres con derrota.

Estaba pensando en titular la crónica como Síndrome de Estocolmo. Dar un giro a la idea de que una víctima pueda llegar a sintonizar con su verdugo, igual que un seguidor del Estudiantes puede seguir confiando en su equipo ocurra lo que ocurra.

Patty Hearst portada de Newsweek

El síndrome no tiene mucha, o ninguna, consistencia como diagnostico. No es difícil creer que Patricia Hearst se lo pasase mejor con el Ejército Simbiótico de Liberación que con su millonaria familia, o que si atracan un banco cuando vas a pagar la hipoteca, los encapuchados te parezcan unos tipos estupendos.

A mí me ocurre que, aunque el jueves contra Chamartin hicimos un partido penoso (62-54) que palmamos en medio de una catarsis de pérdidas de balón, sigo pensando que somos un buen equipo, el mejor posible, y que, además, sabemos jugar bien. Es cuestión de volver a trabajar, repensar la planificación para hacer más dinámicos los entrenos, y saber gestionar la presión de los partidos igualados.

Me duele más si pienso en lo ocurrido el sábado en la calle Pez Volador. Un partido transcendental para el Estudiantes Liga Femenina, donde Canoe nos ganó (creo humilde) con peor plantilla que la nuestra. Un día nefasto, desde muchos puntos de vista. Quizá la salvación pueda pasar por ganar al Ros Casares en la última jornada. Si es así, el Magariños debe parecer el Pionir del Partizán.

Con los de Casimiro, esta mañana, me ha dado la sensación de que no hemos sabido gestionar un último cuarto que teníamos de cara. Contra Fuenlabrada, en una cancha que aprieta tanto, confiarse se paga con derrota (casi)siempre. Una lástima la falta de puntería, y de intensidad defensiva, de Lofton. Con un poco más habría bastado.

No logro encontrar una relación 100% directa (literariamente hablando) entre los tres resultados y el síndrome de Estocolmo. Aunque víctimas (yo incluido), culpables (yo incluido), inocentes (yo incluido), y empatía (ponerse en la situación del otro), sobrevuelan los tres acontecimientos.

Para dejar de darle vueltas a los hechos, y no hacer mala sangre, me entretengo viendo a los Ivan Brothers de la NCAA. Una forma de dejar de pensar, muy bien editada, y sin relación con el Estu...



Más información, cada poco rato, en twitter.com/sputnikjkb

8 comentarios:

Almanzor dijo...

Lo de los Ivan Brothers está genial. Estos yankis para estas cosas son unos cracks.

Ganar al Ros Casares me parece que no será tarea nada fácil, pero os deseo mucha suerte. Lo del Estudiantes masculino es un tropiezo, nada más.

Mucha Suerte con todo

General Espartero dijo...

Qué mala la gestión del tempo del partido en el partido contra el Fuenla. Estaba prácticamente hecho.

Un saludo!

Pirrimarzon dijo...

Cuando la alineación de planetas justifica una secuencia tan deprimente de acontecimientos, siempre te queda pensar: la próxima vez todo mejorará. Eso te deseo, amigo.

Saludos!

Jorge (alerotirador) dijo...

Lofton ha debido salir regalao, porque es un lastre importante... a su pesar, porque imagino que todo es con el consentimiento de Casimiro al que de vez en cuando se le va la pinza... como a cualquiera, claro.

Lofton decide muy mal. Tira con tíos encima, y no lo hace cuando tiene el tiro abierto y claro. Penetra como si tal cosa, cuando el más bajito le saca una cabeza.

Para colmo el comentarista de Telemadrid, quien sabe el partido que veía, dice que pese a todo ha metido un par de canastas al final muy importantes, y es verdad, pero ostias, 0/9 en triples... y es un tirador.

Y Casimiro ayudó a cosechar la derrota dejando a Suárez, que no estaba especialmente brillante, pero que se le necesita, mucho tiempo en el banquillo en el último cuarto cuando nos la estábamos pegando.

El femenino puede conseguir la machada con Ros Casares ya que éstas tienen asegurado el primer puesto de la regular, y seguro que prefieren "descansar" para su Final Four y los posteriores playoffs.

Saludos, y suerte con la cantera.

J-Bo dijo...

Genial lo de los Ivan brothers!

Creo que he dado con la solución a tus males... viendo el 'chickens in the paint' (y el 'rocks in the pocket' también)... me ha venido la inspiración...

'100 euros en la pintura'... y '100 euros en el aro'... vas a ver como se dejan el culo... ;)

Jacobo Rivero dijo...

@ Almanzor: Lo de Ivan Brothers es genial, la forma de cuidar en EEUU el 'producto' no aguanta ninguna comparación. Aquí también los hay, pero tengo la sensación que, en España, no se valora tanto el talento, con independencia de la economía.

Contra el Ros hay una posibilidad. Las valencianas se la juegan, después de enfrentarse al Estu, en Europa. En el Magariños ya tendrán asegurada la primera plaza, así que si no se juegan nada y la primera línea hay que cuidarla...

@ General: Un final de partido muy malo. Mal gestionado y mal mentalizado e equipo. Pero es cierto que puede tratarse sólo de un tropiezo. Éste año el Estu ACB me está dando muy buena impresión.

@ Pirri: Efectivamente :-) el fracaso es la antesala del éxito :-) Abrazo hermano.

@ Jorge: A mí Lofton me gusta. Ocurre que no es un gran defensor, y que en ciertos partidos, como contra Fuenla, está desenchufado. Pero es un killer, y si tiene el día es un tipo que aporta mucho en la rotación. Mira el triplazo que se cascó contra el Valladolid.Además sus guardaespaldas Pancho y Carlos están a un nivel muy fuerte.

Sobre los cometaristas de TM prefiero no opinar, y eso que Antúnez cuando jugaba con la camiseta del Estu era mi héroe...

@ J-Bo: Totalmente de acuerdo, pero es una operación difícil de finanziar :-) El vídeo de los Ivan Brothers es brillante.

Un saludo a todos, y muchas gracias por los comentarios.

karusito83 dijo...

Jacobo, sospecho que no te va a gustar lo que he escrito de Suárez en la última entrada de mi blog...

http://karusito83.blogspot.com/2010/03/el-madrid-que-viene.html

Échale también un vistazo a lo que escribí sobre el interés en España de la NCAA...

http://karusito83.blogspot.com/2010/03/por-que-seguimos-la-ncaa.html

Jacobo Rivero dijo...

@ Karusito83: Evidentemente lo que menos me gustaría es ver a Carlitos con la camiseta blanca. Todo puede pasar, pero no sé si es la mejor opción deportiva que se le puede ofrecer al de Aranjuez. Carlos es un jugador que necesita confianza, sentirse importante, y tener compañeros implicados. No sé si Messina es de ése tipo de entrenadores. En el Madrid la paciencia no es una virtud, y situaciones como la de Vidal, o Blanco en Málaga, pueden ser insoportables para Suárez. Con su proyección creo que se le tendría que ofrecer un proyecto en el que se le asegure minutos y confianza. Le veo más en el Barça bien tutelado por Creus, o incluso en la Penya con Pepu. Ni que decir tiene que lo mejor sería que todavía sigua en Estudiantes un par de años. Si consigue, como lo está haciendo, ser la referencia del conjunto colegial podrá tener un rol importante en 'un grande' y un sitio fijo en la selección.

Sobre la NCAA. Creo que la liga universitaria es uno de los baloncestos más interesantes que hay ahora mismo. Vale que ya no es una factoría de grandes jugadores, que un derby de la liga griega puede tener mayor calidad, y que los jugadores de la NCAA ya no ganan mundiales y olimpiadas, pero...

Posesiones rápidas, cuatro jugadores cargando el rebote ofensivo, defensas a muerte de la línea de pase... Nada que ver con la 'relajación' NBA, ni con el 'yo la pillo yo la enchufo' de los jugadores franquicia; tampoco nada que ver con el juego ultradefensivo y científico de algunos partidos de Euroleague o ACB.

En la NCAA hay equipos que parecen diseñados por los hermanos Cohen (con aspecto de psicópatas rednecks y un juego de trailers brutal); hay equipos de mormones que sus jugadores juegan tras dos años llamando a timbres de medido mundo para dar la brasa; otros que lucen con orgullo el instinto gansta; otros con historia y fama; otros de míticos empollones...

Y en la gradas, los medios de comunicación, y el conjuntos de la sociedad (even Obama!) pasión a lo bestia por el deporte de la canasta.

No se trata de un gusto snob, sino de un tipo de baloncesto que apela a los origenes, donde la sorpresa puede darse en cualquier momento (eliminación de Kansas) y donde los poderosos no las tienen todas consigo (como ocurre aquí).

Un saludo, te recomiendo ver un buen partido de la NCAA y disfrutar. Merece la pena.

Un saludo, y gracias por el comentario.