domingo, 21 de febrero de 2010

La Penya se lleva la Mini, el Barça la otra.

El mejor partido que he visto estos días en Bilbao ha sido esta mañana en La Casilla. Final de la MiniCopa entre Barça y Joventut. Duelo de las canteras catalanas que han dominado la competición desde que se inició hace siete años.

foto: Penya.com

Una gozada. Transiciones rápidas, alternancias en el marcador, intensidad defensiva. En esta categoría (Infantil) no hay defensas zonales, la defensa se realiza en toda la cancha, y los ataques rara vez pasan de los diez segundos. Unas 2500 personas en La Casilla hemos disfrutado de ba-lon-ces-to en estado puro. El MVP se lo ha llevado Marc Bauza: 15 puntos, 15 rebotes, para 30 de valoración. El pivot de la penya ha estado impresionante:listo y con un movimiento de pies envidiable para muchos centers de la ACB o la NBA que le doblan, como mínimo, en edad.

Es el mejor partido que hemos visto estos días en Bilbao. La Copa no ha sido de gran nivel en la cancha. Todo lo contrario fuera de ella. Una ciudad magnifica, muy buen ambiente entre aficiones (impresionante los del Baskonia y Estudiantes), y un ambiente muy cómodo para trabajar y disfrutar del baloncesto.

En la final el Barça ha arrollado a un patético Real Madrid, que ha dado una imagen muy mala. Algunos de sus seguidores, pocos,han protagonizado la peor versión del ambiente futbolero aplicado en una cancha de baloncesto: provocaciones al resto de aficiones y gestos despectivos desde el centro de la pista de uno de ellos. Al margen de esto, volviendo al baloncesto, Fran Vázquez fue elegido MVP,aunque podría haber sido Ricky: los dos estuvieron impresionantes en todos lo partidos. Dos lujos nba para nuestra competición.


Barça 80-Real Madrid 61...

Mañana habrá tiempo para hablar más tranquilamente de Bilbao y la Copa. Yo por ahora me retiro, después de varios días twitteando todo lo que aquí ha pasado.

Un saludo a todos y gracias Bilbao.

PD: Un saludo a toda la gente de la 16-j, del Muga, del Infantil A del Estu, y de la zona de prensa. Hasta pronto.

8 comentarios:

Pirrimarzon dijo...

Desde el ACB360 no me ha dado la impresión de haber ese ambiente "futbolero" del que hablas. Bullicio y caldeo en las gradas, y pitada al Rey (que desapruebo completamente), pero nada de insultos o malos gestos. Los "futboleros" se podían haber quedado en casa, la verdad.

Por otra parte, partidazo de todo el Barça. Hay que destacar a Fran porque alguien se tiene que llevar el MVP, pero la línea del equipo ha sido inmejorable, digna de las mejores defensas de todos los tiempos. Clínics y más clínics. Qué gozada!

Saludos

Almanzor dijo...

Yo es que soy muy de Ricky y siempre pienso que todo lo que los equipos en los que ha jugado consiguen es gracias a él.

No me gusta que los aficionados al baloncesto (o cualquier otro deporte) piten al Rey o al Himno Nacional. No es por nada, pero es que si estamos en un evento deportivo, dejemos de pensar en política o lo que sea. Pero en fín.

Enhorabuena por haber vivido esta experiencia genial

Óscar Gaspar dijo...

Coincido totalmente contigo, fue un baño increíble.

El partido se rompió al empezar al segundo cuarto. La defensa del barça fue absolutamente bestial, la individual funcionó a la perfección y si no estaban las ayudas que siempre llegaban.

Puedes visitar sobrelabocinablog.blogspot.com para leer la crónica del partido y mis reflexiones personales.

Saludos.

Jacobo Rivero dijo...

Pirri: Tres aficionados de cada equipo salieron a la cancha para disputar un concurso, ganaba el que más tiros libres anotara. Era a principios del tercer cuarto. Uno de los aficionados del Real Madrid se ha dirigido hacia la afición del Baskonia (que ocupaba uno de los fondos) y les ha dedicado todo tipo de gestos soeces y de provocación mientras decía "hijos de p...". Todo el pabellón ha iniciado una pitada de desprecio hacia su actitud. En ese momento, del lateral donde estaban los aficioandos del Real Madrid, han saltado unos siete con aspecto ultra para intentar bajar a ayudar a su 'colega' que era invitado por personal del BEC a abandonar la pista y dejar de hacer el ridículo. Estos elementos se han ecarado con la seguridad del campo, para luego marcharse también gesticulando contra todo el público presente que gritaba "¡no sabeís perder!".

En total 8 que nada saben de baloncesto, y que poco favor hacen al Real Madrid y sus seguidores de baloncesto.

El ambiente en las gradas era muy bueno. Se sabía que habría pitada, y si la final hubiera sido Baskonia-Barça posiblemente habría sido peor. A mí no me parece tan grave. Una pitada es una forma democrática de expresar una opinión. Está claro que hay gente que la monarquía no le convence, por distintos motivos, y no tiene otra forma de expresarlo. Todo lo que pueda suponer ir más allá de ese gesto crítico me parece lamentable.

Por lo demás, el ambiente de estos días ha sido estupendo.

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.

karusito83 dijo...

No puedo estar de acuerdo contigo, Jacobo. El ambiente en la final no era nada bueno. Allí se respiraba un ambiente más político que deportivo. Las banderas de los clubes que se habían visto durante las tres jornadas previas (lo normal en una competición deportiva) se tornaron en banderas de índole política en la final. Con lo de la presencia del Rey, acudió gente ajena al baloncesto. No uno ni dos. Yo nunca había visto un partido así. Claro que el público es soberano, libre de pitar al Rey, etc. Más republicano que yo no era ninguno de esos. Pero si esto es baloncesto, que no cuenten conmigo para la próxima.

Mi abono estaba en la zona del Madrid. Vinieron unos energúmenos del Barca a provocar antes del partido, unos tíos que no tenían pinta de haber visto más de tres partidos de baloncesto en su vida. No me gustó el cariz que estaban tomando las cosas y como yo lo que quería era ver basket, me cambié. Se me ocurrió que la zona del Cajasol sería segura y allí vi el partido.

El Barca ganó del ley. Con el partido resuelto, me fui al final del 3er cuarto, pues el lunes entro a currar a las 8 de la mañana y tampoco era plan. No vi lo del aficionado del Madrid que se puso a hacer el gandul en la pista. Me consta que se le abroncó por los propios aficionados del Madrid, pues aunque no pertenezco a los Berserkers, se que no son así. Para que te hagas una idea, hablé con su jefe el jueves, es un tipo campechano, recuerdo que no paraba de repetir la admiración y respeto (son palabras textuales) que sentía por una afición como la del TAU, por su magnífica organización y lo incansable de sus aficionados.

Yo tuve un pequeño desagradable percance el viernes que unido al mal rollo de la final me dejó un mal sabor de boca. Lo he escrito en mi blog. Un abrazo

Jacobo Rivero dijo...

Karusito: De lo de los tipos del Barça me enteré ayer por la noche. Lamentable. A mí el ambiente de la Copa, el que yo he vivido, me ha parecido excelente, quitando los episodios patéticos de la final. Sigo creyendo que lo de la pitada se está exagerando. En el palco había: constructores, políticos, reyes, banqueros... Mucha gomina con galones y poca afición al baloncesto.Motivos para pitar, es la diferencia entre la monarquía del SXXI y anteriores. Para una vez que la gente se puede expresar no me parece tan tan horrible.

En el Muga, el bar donde estuve varias veces antes y después de los partidos (el que lo lleva es del Estu), había aficionados de los ocho equipos. Y todos tan contentos. Alguna broma y poco más. Eso es baloncesto.

karusito83 dijo...

Jacobo. No me sorprende lo que me cuentas del palco en la final. Los pintones, que decía Andrés Montes. El primero, Florentino Pérez, que ha demostrado muchas veces su indiferencia hacia el basket, pero que acude a estas citas a lucir palmito.
Se sentó delante mío (zona Cajasol) un tipo del barcelona que se pasó la final entera llamando a amigos por teléfono preguntándoles cómo se había visto la pitada por la tv. Al partido ni le prestó atención, y eso que jugaba 'su equipo' y le estaba dando una paliza al Madrid.

No entiendo el interés en recorrer 500 kms y gastarse 100 euros para eso. Como él hubo muchos el domingo. A mí ese rollo no me mola. Detesto cuando se mezcla deporte y política. Sin excepciones. O, como este caso, se utiliza un evento deportivo como altavoz político. Sea la reivindicación que sea, y aunque yo mismo la comparta. Si los 15.000aficionados hubiesen pitado e insultado al Madrid, me hubiese parecido bien. Es basket. Para lo otro, hay escenarios más apropiados.

Jacobo Rivero dijo...

Karusito, estoy de acuerdo contigo en una cosa: en la Copa había mucho 'aficionado' que no tenía ni repajolera de baloncesto. Pero eso ocurre siempre. Igual que el del Barça iba a ver la pitada, también hay gente que va a ver a las cheerleaders o la carrerara de las mascotas. Pero con tu respuesta me surge una duda ¿dónde se puede criticar al Rey -o a la monarquía-? Yo no lo sé.

Un amigo ayer me decía que a él lo de Bilbao le pareció una democratica falta de respeto. Y que eso hay que valorarlo como positivo.

Para gustos colores.