domingo, 8 de enero de 2012

Un Dios Salvaje

La cita a la salida del instituto para canearse era “en la parada del 51” o “en las mesas de ping pong”. Cuando yo estudiaba EGB en el Ramiro de Maeztu los duelos eran relativamente habituales y esos dos puntos de encuentro eran patrimonio de los alumnos. El día perfecto para estos encontronazos era el viernes, de esta forma la afrenta solía amainar durante el fin de semana, y el lunes las prioridades y los miedos tenían más que ver con los deberes y sus consecuencias que con disputas de incierto origen. Sólo los más zangolotinos no se bajaban de la burra y mantenían enemistades a medio y largo plazo.


En la película de Roman Polanski Un Dios Salvaje (Carnage, 2011) protagonizada de forma brillante por Kate Winslet, Christoph Waltz, John C. Reilly y Jodie Foster, la historia comienza con una pelea entre dos chavales. El resto de la película se centra en el intento de solventar el asunto de forma razonable por los padres de ambos chicos, la familia liberal-progesista de Ethan y los liberal-ejecutivos de Zachary. Pero las evidencias, como los tópicos o los estereotipos, no siempre son tan resolutivos como podría parecer a priori.

Polanski utiliza un formato muy apropiado, adaptando al cine la obra de teatro de Yasmina Reza, para desvirtualizar los tiempos que vivimos, esos en los que las contradicciones y los prejuicios asoman por encima de las categorías sociales que cada uno cree ocupar. Y, en un crescendo que se va produciendo por unas parejas atrapadas en un escenario que se proyecta en un principio como agradable y se va tornando en axfisiante, termina por demostrar que, más allá de los hechos, lo que realmente importa es la naturaleza de los mismos.

En el baloncesto de formación hay dinámicas parecidas. No sólo porque a veces los padres quieren ser los protagonistas de los relatos deportivos de sus hijos, de sus ambiciones y comportamientos, sino porque sus suertes y recorridos son interpretados con demasiada frecuencia por unos progenitores que piensan más en relación a lo que les ocurre a ellos, que en que sus hijos disfruten del deporte y su propio aprendizaje, con las dificultades, necesarias, que ello tiene.


Zachary y Ethan tienen acuerdos y desacuerdos, junto a unas canchas de baloncesto próximas al Puente de Brooklyn en Nueva York, ante la atenta mirada de un hamster que no sabe bien qué hace en una sociedad inundada de temores y caprichos.

Tampoco estaría mal que unos cuantos entrenadores de ese baloncesto de colegio e instituto pensaran de vez en cuando en cómo se trata a unos chavales que no son propiedad más que de ellos mismos, de sus vidas y sus conflictos (siempre que estos no pasen del límite que la lógica impone), y que más allá de versiones castizas y chusqueras de El Sargento de Hierro o Hoosiers, lo que quieren es divertirse jugando.

Mañana es la vuelta al cole, que la suerte os acompañe.

PD: Una película que debería ser obligada, especialmente en AMPAS y preparaciones al parto.

12 comentarios:

maria luisa dijo...

muy bueno, ¿deportes de competición? o más bien ¿deportes de equipo?, se supone que la idea "original" es fomentar la conviviencia, trabajar en grupo, escuchar al de enfrente, etc
;P

marta dijo...

Buena película y tu artículo me ha encantado.Es dificilísimo ser madre,cada hijo es diferene,tu eres la misma y las situaciones que se te presentan con cada uno de ellos a veces te superan y te pillan sin recursos para resolver.
Yo también me pegaba en el cole,a muerte,pero el conflicto por lo general se solventaba sin la intervención del adulto,era todo mucho menos dramático...

Respecto a las dinámicas seguidas en equipos de formación de baloncesto,mi experiencia en el estu,fué bastante negativa,no se si por los entrenadores,el club,los propios jugadores y por supuesto los padres,quizás todo.Yo jugadora y madre de jugadores de clubs pequeños con objetivos muy sencillos pero muy válidos,impórtantísimos en la educación,formar,divertirse y hacer amigos,de repente me veo en una grada en La Nevera o en El Magata al lado de padres haciéndo verdaderas estadísticas del juego de sus hijos...lo malo...es contagioso,me sorprendí a mi misma preocupada porque mi hijo no anotaba muchos puntos o porque había jugado pococs minutosy por supuuesto esa frustación se la pasas al chaval...que horror y que suplicio paara los chicos.

Muy ingeniosos lo de la preparación al parto pero creo que en ese momento esa peli no es muy util,jajaja.

Un saludo y no dejes de escribir nunca.

Anónimo dijo...

Es un peliculón, aunque se podría representar como obra teatral, la actuación de John C. Reilly es de Oscar, lleva el peso de la comedia , aunque los demás están notables. manuel

marta dijo...

Manuel,esta película ha sido representada como obra de teatro hace años en varios escenarios europeos.En España creo que en el 2008,con Maribel Verdú y Aitana Sanchez Gijón.
Un saludo.

Ferrán Blasco dijo...

Hola Jacobo,
Aún no he visto la película, le tengo cierta prevención porque no me gustan, en general, las obras de teatro adaptadas, pero si le tengo bastante fe a Polansky, es un maestro en enturbiar las situaciones.
Te haré caso y a ver que pasa.
Saludos
Coincido Marta en lo díficil que es ser madre (padre en mi caso) pero es la mejor dificultad del mundo :)

Anónimo dijo...

Gracias Marta lo desconocía. Adaptar teatro a cine es una practica arriesgada y enriquecedora. Hace poco vi " incendies " de Villeneuve , obra de un dramaturgo cristiano maronita libanés basada además en Edipo Rey de Sófocles, es lenta ( lógicamente ) pero muy buena , aunque no gusta a todo el mundo. Un sañudo, Manuel

Jacobo Rivero dijo...

@maria luisa: ¿La vida como competición o como lugar de encuentro? Yo creo que el deporte de competición no es necesariamente malo, porque enseña a luchar por algo, defenderlo, y a veces a perderlo. El problema, en este caso concreto, es que muchos vuelcan sobre sus hijos la ejecución de sus reflexiones, pero como señala la película la realidad no es tan evidente suponen los hechos.

@marta: Totalmente de acuerdo con lo que comentas al principio de tu comentario, yo con mi hija vivo los mismos dilemas. La cuestión que últimamente más me preocupa es que precisamente los padres de los otros chicos me dan la impresión de vivir en una neurósis permanente por controlar todo, especialmente aquello que no ven: el colegio y las relaciones que allí se producen.

En cuanto a lo que comentas del Estu, estoy seguro que estas en lo cierto. Personalmente me parece bastante penoso buena parte del trabajo de cantera que se hace, donde el aspecto relacionado con la pedagogía tiene nulo tratamiento y cada vez menos relevancia, cuando debería ser lo contrario.

@Manuel: Los actores están sublimes, pero es cierto que Reilly esta un paso por delante, una interpretación y una deriva del personaje brillante.

@Ferrán Blasco: Ya nos cuentas qué impresión te ha producido, Polanski es un genio para tratar los tormentos del género humano.

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.

@bskbcr16 dijo...

Hola Jacobo:No tengo el placer de conocerte personalmente (todavía). Pero leyendo tus post, muchas veces, veo reflejadas situaciones con las que convivo en mis entrenos con el equipo de basket en silla de ruedas.La historia de un compañero está reflejada a la perfeción en este artículo.Enhorabuena¡¡

marta dijo...

Jacobo,nada me une a Estudiantes salvo mi simpatía por un equipo que siempre quiero que triunfe,aún cuando juega con mi Barça...Desde fuera,padres,niños ,veiamos el club quizás excesivamente idealizado,no critico a sus gentes,tuve la suerte de conocer excelentes entrenadores y mejores personas ,mis hijos aprendieron y también se divirtieron,como no.Puede que me haya ido al extremo de la experiencia ,si que es cierto que en equipos de cantera como el llamado A y B,el aspecto pedagógico no se trabaja,no,priman resultados.Hace poco tuve la suerte de comer con una persona que fué durante tres años jefe de cantera de un club de ACB y comentaba que así era también en Badalona,en Alicante etc.No se si es posible un cambio de tratamientos y sobre todo no se si es posible que las personas de las que depende este cambio,están dispuestas a contemplarlo,sería bueno.

Recomiendo a padres,madres,sobre todo a esos a los que te refieres y que se reproducen por esporas,cada vez hay mas,que lean el "EMILIO" de Rousseau,ojo con las interpretaciones y también recomiendo a algunos profesores que lo relean...

Ferran tiene razón,la mejor de las dificultades.

Un saludo y gracias a tí.

Jacobo Rivero dijo...

@bskbcr16: Pues espero que nos conozcamos pronto. Me alegro que personas que vivimos en distintas ciudades y distintos baloncestos, encontremos lugares comunes en este blog.

@marta: Como padre me apunto la recomendación y estoy con Ferrán a tope, la más maravillosa de las dificultades. En cuanto a lo que dices del Estu y otras canteras estoy de acuerdo contigo.

Un saludo, y muchas gracias por los comentarios.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Jacobo Rivero dijo...

@David del Bass: Seras bienvenido.

Feliz 2012 y gracias por el comentario.