jueves, 28 de julio de 2011

Serge Ibaka, carácter africano

Serge Ibaka inició ayer su trayectoria con la selección española de baloncesto. El jugador de los Oklahoma Thunder será una de las referencias en la pintura del equipo que disputara el próximo Eurobasket de Lituania. Un día antes de iniciar la concentración, y ponerse a las órdenes de Sergio Scariolo, el jugador atendió a la prensa en Madrid.


La marca de ropa que patrocina a Ibaka, Adidas, citó ayer 25 de julio a los medios de comunicación en un hotel madrileño. El encuentro se producía pocas horas después de que el jugador regresara de unos días en la República del Congo, donde había participado en el campus que él organiza, y donde además ejerce de colaborador de UNICEF para promover los derechos de los niños. “República del Congo fue donde nací, donde esta mi familia, es volver a mi país natal para ayudar un poco a los jóvenes que siguen el baloncesto, y también para ayudar a los niños de la calle, porque allí hay muchos niños de la calle, esa fue mi idea del viaje”, relata Ibaka durante el encuentro con la prensa. A pesar de parecer cansado, Ibaka va atendiendo por turnos a numerosos medios acreditados.

Apenas diez minutos para responder a las distintas preguntas. No tiene mucha voz, ni parece un tipo especialmente comunicador, pero trasmite muy buenas sensaciones como persona, algo que confirman los que le conocen de cerca. El jugador de los Oklahoma Thunder se incorpora mañana a la selección, y esta impaciente por trabajar a las órdenes de Scariolo y “ayudar al equipo”. Una posibilidad que ya deseaba desde que aterrizó hace cinco años en L’Hospitalet, “desde el primer año que estuve aquí soñaba con jugar al baloncesto con España, y el sueño se ha hecho realidad”.

Pero el proceso hasta acabar llevando la camiseta de la selección no ha sido fácil, primero porque existía la duda de si Sergio Scariolo se decantaría por la elección del también nacionalizado Nikola Mirotic, y segundo, porque el trámite para su nacionalización se dilató durante un tiempo hasta ser aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 15 de julio. Confirmado en la lista que jugará el Eurobasket de Lituania, y conseguido el pasaporte español, Ibaka se muestra humilde a la hora de afrontar el reto, “de la selección espero aprender muchísimo, porque son jugadores que llevan mucho tiempo jugando al baloncesto y que tienen más experiencia que yo, que saben como funciona esto. Yo estoy listo para aprender lo máximo que pueda”.

Si España llega a la final, que se celebra el 18 de septiembre, Serge Ibaka podría celebrar su 22 cumpleaños en el Kaunas Arena. Una casualidad que pondría la guinda perfecta a unos trayectoria que han corrido a una velocidad de vértigo. De joven promesa en L’Hospitalet, a jugar en la ACB con la camiseta de Manresa, para luego convertirse, en sólo dos temporadas, en uno de los mejores jugadores defensivos de la NBA, siendo esta última titular en el equipo que lidera Kevin Durant. “El nivel físico es mayor (en la NBA), también el sistema es más ofensivo, y hay más espectáculo, con mucho 1×1, y un juego un poco más rápido… pero no hay tanta diferencia porque la ACB también tiene mucho nivel, y para mí es la segunda mejor liga del mundo” señala Ibaka.


En cuanto a sus jugadores de cabecera, Kevin Garnett, “ un jugador que me inspira mucho”, y el líder de los Thunder, “he aprendido mucho estando en el mismo equipo que Kevin Durant, de cómo es la NBA, de cómo trabajar duro. Muchas cosas”. En el pasado Slam Dunk Contest celebrado en Los Ángeles, Serge Ibaka aprovechó para reivindicar sus raíces africanas en el Staples Center. La liga que dirige David Stren está desembarcando con fuerza en África, y jugadores como el propio Ibaka, Luol Deng, DeSagana Diop, o dentro de poco Biyonbo, confirman una mayor presencia africana en la NBA. El jugador nacido en Brazzaville comenta que lo que esta ocurriendo “es muy importante para África, para los jóvenes, y para el valor y el orgullo con el baloncesto”, consciente de que con su nacionalización no podrá defender nunca los colores de República del Congo, “estoy con España porque quiero”, insiste en el compromiso con la gente de su país natal, “quiero ayudar a los niños allí, es el país donde he nacido y no voy a olvidar de dónde vengo”.

Escuchando a Ibaka, y sobre todo viendo cómo juega, uno tiene la sensación de que Ryszard Kapuscinski no se equivocaba cuando decía, “África tiene su propia personalidad. A veces es una personalidad triste, a veces impenetrable, pero siempre irrepetible. África era dinámica, era agresiva, estaba al acecho”. Serge Ibaka llega a la selección para incorporar esos elementos, para aportar la fuerza que ha mostrado en los últimos años, y también para añadir un poco de su carácter africano a la selección de Sergio Scariolo. El mismo que le ha convertido en un jugador determinante en la NBA. A pesar de los viajes, y de jugar una larga temporada con los Thunder, él lo tiene claro, “estoy deseando empezar”.

PD1: Este artículo lo he redactado para NBAmaniacs, y se puede ver aquí. En el turno de prensa que se hizo el encuentro con Ibaka estaban también acreditados: Gigantes, Revista NBA, Skyhook, Solobasket, y Fiebrebaloncesto.

PD2: Durante este tiempo de verano el ritmo del blog es menor, en buena parte porque estoy en la recta final de mi libro. Hasta que comience el nuevo curso, en septiembre, el ritmo de publicaciones va a estar algo ralentizado.

PD3: Hablando del libro y de África, aquí os dejo un pequeño adelanto de una de las historias, un vídeo del equipo de los Gulu Hawks de Uganda, unos campeones.



PD4: Buen verano a todos y todas. Mucho más baloncesto a la vuelta de las vacaciones...

9 comentarios:

sraly dijo...

Fascinado por el África negra, el ejemplo de Ibaka es el éxito visible de todos esos niños que han salido (o los hemos sacado) de un continente desmantelado por el poder y del que ahora queremos arrancar su talento basketbolero desde la fachada de 'la oportunidad' y la verdad de los intereses económicos y deportivos. Me alegro que Serge cumpliera sus sueños, pero lamento que otros se quedarán (y se quedarán) en el camino, quedarán ocultos al público y sin la mano amiga como apoyo en su caída.

Saludos y pasa buen veraneo. Me pone a los piececitos de Jana.

P.D: A ver si terminas el p. libro de una vez y nos te vienes de vacaciones a la Mansión.

P.D: En agosto estaré yo mising, no estaría mal una conversación pretemporada.

J-Bo dijo...

No quiero insistir mucho más y caer más pesado (aún)... pero ¿puede uno sentirse africano y defender los colores de la selección española?

Es como si uno es simpatizante toda la vida del Rayo Vallecano, porque es de Vallecas y tiene allí toda su familia, y elige, voluntariamente, jugar con el Real Madrid.

Óscar Gaspar dijo...

Ibaka es la muestra de la humildad y generosidad. Sabe que España (concretamente el Manresa) le ha dado una vida con la que todos africanos soñarían y el quiere devolver esa confianza.

De ahí que diga que se siente africano y español.

Se le nota un tipo sensato, justo, que no se ciega con los placeres del estrellato.

Ojalá que más compatriotas suyos tuvieran esas oportunidades de demostrar su valía en el ámbito que fuera y no se les descriminara con tanta facilidad.

Ánimo Serge

Jacobo Rivero dijo...

@sraly: Creo que África va a nutrir a buena parte del baloncesto del siglo XXI. La proyección del continente es enorme y esto es sólo el principio. Espero que esa potencia sirva para invertir también en los lugares de origen, y no sólo para ser usados a gusto del consumidor.

J-Bo: Cierto. A Mirotic le pasó también el otro día, tras ganar con la U20 dijo "ahora me voy unos días a mi país". Esta claro que su nacionalización tiene que ver más con intereses deportivos y económicos que con sentimientos de pertenencia.

Dicho esto espero que este país sea cada vez más una mezcla de razas y culturas. Viendo cosas como lo ocurrido en Noruega uno se da cuenta de lo zangolotinos que pueden llegar a ser los patriotas de la pureza, sean de donde sean.

Lo que más me escama del asunto Ibaka es que tengo vecinos nacidos en Senegal, Bangladesh o Ecuador que llevan mucho más tiempo viviendo aquí que los dos años que pasó el congoleño en Manresa, y siguen esperando un proceso de nacionalización o de papeles en regla que me parece obligado y normal. Una vez más el dinero compra la 'felicidad'...

@Óscar Gaspar: La verdad es que se le ve muy buen tipo. Y me parece perfecto que se sienta africano y español.

Estoy seguro que cuanta más gente se sienta africana y española, o latinoamericana y de Murcia, o china y de Lavapiés... mejor irá esta sociedad. Así que espero que llegue el momento de los derechos para todos.

Dicho esto, me parece que con Ibaka la selección puede mejorar, todavía más, su enorme talento.

Un saludo, y gracias por los comentarios.

Mo Sweat dijo...

Estoy de acuerdo con los elogios al carácter de Ibaka... hace poco estuvo en Manresa, donde guarda muchos vínculos y su hermano aun sigue jugando aquí, en los equipos inferiores del Manresa. Y dijo de todo corazón que si el lockout seguía y la temporada NBA no comenzaba, él jugaría absolutamente de gratis en la ACB con el Manresa, simplemente por agradecimiento al club donde comenzó a despegar.

Seguro que eso no sería posible, ya que ni que él juegue de gratis, el seguro que debería pagar el Manresa para que le dejaran jugar excedería bastante la capacidad del club más modesto económicamente de la ACB... pero no cabe duda de que todo esto demuestra la calidad humana de Serge.

Saludos y buenas vacaciones. Yo también creo que tendré un Agosto bastante relajadito a nivel de blog...

@jose13bis dijo...

Buenas hermanos,

Fantástica entrada una vez más Jacobo. Espero expectante la llegada del libro, aunque entiendo que pese a que lo termines de ahí a verlo en algún sitio deberemos esperar bastante, ...

El continente Africano es de lo más desconocido para mí a todos los niveles. Puede ser una buena manera de empezar ...

Almanzor dijo...

Me gusta que cada vez más africanos lleguen al baloncesto por el lado difícil, es decir, sin pasar por universidades americanas. También me cae bien Ibaka y creo que es lo que necesita España, independientemente de que se sienta español o no. Mientras rinda, bienvenido sea.

Dicho esto, estoy esperando a que la gente sea sincera y diga claramente que estas nacionalizaciones express son igual de inmorales que la de los americanos con Georgia o Macedonia. Si Ibaka quiere tanto a su país natal, que juegue con ellos los campeonatos de África y los lleve a unos JJOO. Pero claro, eso es más fácil jugando con España.

No seré yo quién le niegue la nacionalidad a nadie, pero no antes a un deportista que a un albañil.

Por cierto, ¿hasta qué punto es legal o incluso constitucional negarle defender los colores de su país a una persona (en este caso Mirotic) porque haya otro nacionalizado, como hace la FIBA?

Buen verano y termina ya ese libro!

Ferrán Blasco dijo...

Hola Jacobo, leyendo tu entrada h epensado lo mismo que tú, cuántos inmigrantes, con puestos de trabajo, con situaciones de vida consolidadas y con, como mínimo, una contribución cultural y social tan fuerte como la de Serge, esperan y esperan para alcanzar una nacionalización que no acaba de llegar. Me parece estupendo lo de Ibaka, si él considera que logrando la nacionalidad española va a estar mejor, pues estupendo que se la den, pero a todos los demás, más arraigados, al fin y al cabo viven aquí, que la consigan ya!!!
Y una duda, piensas que mejor Ibaka que Mirotic?, la verdad es que al no haber visto jugar a la roja recientemente y sin ser muy fan de Scariolo no lo tengo muy claro.
Saludos y buenas vacaciones
A ver si te pasas por mi blog y me comentas algo, un amante del jazz como tú seguro que encuentr algo para "envidiar" :)

Jacobo Rivero dijo...

@Mo Sweat: Estoy seguro que una de las suertes de Ibaka en esta vida fue aterrizar en Manresa, y primero en L'Hospitalet. No se me ocurre mejor sitio para él.

@jose13bis: Muchas gracias. Pues el libro esta costando, y tardará pero estoy seguro que en un año esta editado. Lo malo de esto es que luego vengan las decepciones. África merece mucho la pena.

@Almanzor: Amén al 120%.

@Ferrán Blasco: Primero una alegría verte comentar por aquí. Como ves estamos en la misma línea. Para mí no hay problema en la nacionalización de Ibaka, pero me parece injusto que no sea un proceso ni la mitad de sencillo para muchos otros ciudadanos que llevan años trabajando aquí.

Entre Ibaka y Mirotic, me quedo con el primero. Aunque Mirotic me parece un superclase. Con Ibaka la selección tiene una rotación interior impresionante, y pueden generar mucho juego dentro-fuera que va a producir pesadillas a las defensas.

Miro el blog ahora mismo. Vive le jazz!!

Un saludo, y muchas gracias por los comentarios.

@