jueves, 23 de diciembre de 2010

Kobe Bryant y la cuestión armenia.

Entre 1915 y 1919, en medio de la Primera Guerra Mundial, 1,5 millones de armenios perdieron la vida en uno de los más graves genocidios de la historia. El 24 de abril de 1915 las autoridades otomanas detuvieron a unos 250 intelectuales que eran líderes de la comunidad de armenios en Estambul. Posteriormente los militares otomanos expulsaron a los armenios de sus hogares y les obligaron a marchar cientos de kilómetros -por el desierto de lo que hoy es Siria- privados de alimentos y agua. Fue durante el llamado gobierno de los Jóvenes Turcos en el final del Imperio Otomano.


La República de Turquía reconoce tímidamente las matanzas y los abusos, pero se niega a etiquetarlo como “genocidio”, y lo enmarca en el proceloso momento histórico que se produjo alrededor de la guerra y la desintegración del Imperio Otomano. El negacionismo del gobierno de Ankara ha contado con la oposición de numerosos intelectuales turcos, pero la cuestión todavía levanta ampollas en una sociedad con un fuerte espíritu nacional, muy recelosa frente a las críticas de dentro y fuera del país, donde la situación actual del Kurdistán ocupado por Turquía sigue siendo motivo habitual de vulneración de los derechos humanos.

Ahora el asunto ha llegado hasta la NBA. Kobe Bryant ha firmado un acuerdo publicitario con la compañía aérea Turkish Airlines, la misma que patrocina a la Euroleague, que inaugurará en marzo vuelos directos entre Estambul y Los Ángeles. Posiblemente ni Bryant ni la NBA estaban muy al tanto de la cuestión armenia. El mediático alero de Los Angeles Lakers ha unido su imagen a la promoción de las aerolíneas turcas para los próximos dos años, y la comunidad de emigrantes armenios -cerca de 700 .000 personas sólo en el sur de California- ha decidido iniciar una campaña de boicot al jugador nacido en Filadelfia hasta que Kobe no abandone el patrocinio o reconozca que lo ocurrido con el pueblo armenio a principios del siglo XX fue un genocidio.

“Los armenio-americanos esperamos que Kobe compensara lo que claramente parece ser un negocio rentable con una firme declaración contra la violación de los derechos humanos efectuada por Turquía, incluida, por supuesto, su continua negación del genocidio armenio”, señaló la Armenian Youth Federation, según recogía un artículo de David Alandete en el periódico El País.

Protesta frente al Air Canada Centre antes del partido frente a Toronto.

Casper Jivalagian, miembro de la ejecutiva de la Armenian Youth Federation's Western Region declaró al periódico Los Angeles Times que “Kobe es un campeón del baloncesto, y debe serlo de los derechos humanos”, y añadió, “queremos darle el beneficio de la duda, y darle la oportunidad para solucionar este error”.

Por lo pronto, en la últimas visitas de los Lakers a Toronto se realizaron protestas en los alrededores del Air Canada Centre por parte de la comunidad armenio-canadiense. Mientras, Kobe Bryant -que sufrió un pequeño accidente de coche antes de la derrota de su equipo frente a Milwaukee Bucks en el que fue expulsado con dos técnicas- guarda silencio.

7 comentarios:

Santi dijo...

joder el pastón que está metiendo Turkish Airlines en publicidad últimamente...

y qué historia más interesante. Pero no, nos seguirán diciendo que no se puede mezclar política y deporte...

Jorge (alerotirador) dijo...

Kobe ha velado por sus intereses económicos, y dime que tendrá que ver que firme un contrato con una compañía turca con sucesos acaecidos hace casi un siglo que seguro que desconocía, y que seguro que tampoco le importan mucho.

Resulta que ahora va a ver que tener cuidado con cada cosa que se haga porque si no se ofende a unos, se estará ofendiendo a otros, cuando en verdad uno no esté pensando ni en unos, ni en otros.

Saludos.

Almanzor dijo...

Yo con estas cosas sou cauteloso en mi opinión. Entiendo la postura de Kobe, obviamente, que seguro desconoce todo lo que hace o ha hecho el gobierno turco a lo largo de la historia. También entiendo a la población armenia, muy numerosa en determinadas zonas de norteamérica, sobretodo California y la zona de los grandes lagos y que está muy a la sombra de judíos o kurdos, pero que llevan siglos siendo perseguidos.

Pero ojo, entiendo en parte al gobierno turco, un país con una idiosincracia muy peculiar, con un alto grado de nacionalismo y que no se atribuye nada de lo ocurrido hace casi 100 años. Les cuesta reconocer lo de los kurdos, imaginaos esto. No estaría mal que lo condenaran, pero incluso en España nos negamos a derribar monumentos funerarios construídos por presos políticos que sirven como santuario a determinados sectores de España.

¿Podré comerme un kebab o visitar Santa Sofía sin que se enfaden los armenios? Hay cosas que no deben olvidarse y por las que luchar, pero tampoco mezclar algunas cosas.

Muy informativo el post, gracias Jacobo.

costalgaraldals dijo...

Interesantísimo ¡¡¡ Tambien opino como Almanzor ... "No mezclemos".
Entonces no podríamos ni movernos, para no molestar a este o aquel.

costalgaraldals dijo...

Ahhhh ¡¡¡ Creo que Turkish, es la agencia oficial de los viajes del F.C.Barcelona ... y UNICEF tambien está, ahora Katar Fundation y los Judios protestando.... madre mía ¡¡¡

sraly dijo...

El País y Puertatrás (ejem, ejem). Perdona por el ataque de egocentrismo.

Creo que la protesta de los armenios es un claro ejemplo de armar ruido apra dar a conocer una causa, la cual está totalmente olvidada para la vergüenza de la sociedad internacional como es el genocidio armenio (como tantos otros en este mundo en el que los pobres o los que no tienen el poder no son recordados bajo la tierra de sus tumbas).

Kobe es un efecto colateral en esta campaña efectiva para darse a conocer, aunque es evidente que la propia organiación, si fuera a por todas, denunciaría a todo jugador americano que compite en Euroliga, competición patrocinada por la misma compañía o todo aquel que se come un kebab viendo la mezquita azul.

Por cierto, el año pasado conoci a una chica armenia de NY que era fan de los Knicks y estaba de buen ver. Para cuando hagas tu próximo viaje a NY de mando el contacto, jeje.

Saludos y Feliz solsticio de invierno!!!

Jacobo Rivero dijo...

@Santi: Impresionante, Turquía es una de las nuevas gallinas de oro. Lo de la política y el deporte lo contaste muy bien en tu blog.

@Jorge: Esta claro que Kobe, como la mayoría del resto de la humanidad, no tenía ni idea de 'la cuestión armenia'. En cualquier caso a mí me parece digno de admiración lo que ocurre en USA, con unas comunidades de inmigrantes tan potentes que son capaces de movilizarse para reivindicar una lectura histórica de los derechos humanos. Y eso no me parece mal.

@Almanzor: Brillante y argumentada respuesta.

@costalgaraldals: No mezclemos, pero insisto ese poder de una comunidad por reivindicar su pasado me parece muy honesto. Y aunque seguro que Kobe no tenía ni idea ahora ya sabe algo, y muchos aficionados al basket del mundo también. De últimas incluso seguro que a Turquía no le hace mucha gracia esta publicidad...

@sraly: Amén, y espero que me presentes a esa chica armenia seguidora de los knicks, en primavero espero poder ir por allí unos días...

Un saludo a todos, y gracias por los comentarios.